Los promotores inmobiliarios de Balears piden a los Ayuntamientos una demora de más de un año en el inicio de las obras

Sostienen que la crisis no es un escenario adecuado para seguir construyendo nuevas viviendas ante las dificultades financieras de los ciudadanos

PALMA DE MALLORCA, 03 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Empresarial de Promotores Inmobiliarios de Baleares, Gabriel Oliver, reveló hoy que ha enviado una carta a los Ayuntamientos de las islas en la reclama una demora de un año o año y medio en el inicio de las obras de viviendas, que ya cuenten con licencia, en lugar de los seis meses actuales, al considerar que la crisis no es un escenario adecuado para sacar al mercado nuevos pisos, debido a las dificultades financieras de los ciudadanos para lograr un crédito hipotecario.

Tras la Asamblea General de la citada Asociación, Oliver señaló que en esta misiva también solicita a los Consistorios que alarguen el plazo que tienen los promotores para liquidar los impuestos derivados del inicio de las obras y que en la actualidad está estipulado en dos o tres meses desde el comienzo de los trabajos.

Por otra parte, consideró que también sería "positivo" que todas las administraciones públicas disminuyeran la fiscalidad de la vivienda, teniendo en cuenta que el 22 o 23 por ciento del coste de un piso corresponde a la carga impositiva que un ciudadano debe pagar a las distintas instituciones.

"Deseamos que cuanto antes, se estabilice la actividad financiera", remarcó, al tiempo que indicó que anualmente, se va disminuyendo el stock de viviendas en Baleares, hasta el punto de que en el 2012 sólo se prevé que haya un stock de 1.208 pisos, frente a los 5.000 actuales.

Así, dijo que durante el 2008 y 2009, sólo se están otorgando 125 visados mensuales, cifra que se mantendrá el próximo año, frente a los 1.000 visados mensuales del periodo comprendido entre 2006 y 2007. Por otra parte, auguró que hasta el segundo semestre de 2010, será "imposible" que el Govern pueda iniciar la construcción de las 5.000 viviendas prometidas para esta legislatura, "de las que 2.500 serán libres y otras 2.500 de protección oficial o precio tasado".

(HABRÁ AMPLIACIÓN)