Martinsa prevé superar el concurso de acreedores a finales de 2009 o comienzos 2010

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Martinsa Fadesa confía en superar el proceso de concurso de acreedores a finales de 2009 o comienzos de 2010, toda vez que la votación de los acreedores sobre su propuesta para pagar los 7.000 millones de deuda se calcula que estima que se celebrará ante de que concluya este año, según indicó hoy una de las administradoras concursales de Martinsa, Antonia Magdalena.

El concurso de Martinsa se resolvería así en un plazo de un año y medio, pese a constituir la mayor suspensión de pagos de la historia, en buena medida gracias a la reforma de la Ley Concursal aprobada recientemente por el Gobierno.

En virtud de esta reforma, el juez puede resolver por escrito, y no mediante el vistas como hasta ahora, las impugnaciones presentadas al informe que la administración concursal realiza sobre la empresa.

Además, la nueva norma permite que en los grandes concursos (aquellos que cuentan con más de 300 acreedores) la votación de la propuesta de convenio que realice la empresa para pagar sus deudas se realice por escrito en un plazo establecido en vez de mediante la celebración de una junta de acreedores.

En el caso del grupo inmobiliario que controla y preside Fernando Martín, el Juzgado de Mercantil de A Coruña espera cerrar el próximo mes de septiembre la fase común del proceso. Esta fase concluye con la resolución las más incidencias e impugnaciones presentadas al informe concursal, más de 800 en el caso de Martinsa.

En la actualidad, este juzgado ha resuelto ya unas 300 impugnaciones, según apuntó Magdaleno antes de intervenir en unas jornadas sobre la reforma de la Ley organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Broseta Abogados.

VOTACION DEL CONVENIO.

Tras la conclusión de la fase común, se abre la de convenio, en que los acreedores de la inmobiliaria deberán votar la propuesta de pagos realizada por la compañía, que ya ha sido admitida a trámite por el juez.

En ella, Martinsa propone pagar a sus proveedores la deuda íntegra, pero en un plazo de ocho años, frente al máximo de cinco años fijado en la Ley, para lo que la empresa también cuenta con el visto bueno del Ministerio de Economía y Hacienda.

En concreto, en virtud de la propuesta de convenio, presentada a finales de diciembre de 2008 con la adhesión de Caja Madrid y 'La Caixa', dos de sus principales acreedores bancarios, la inmobiliaria propone pagar la deuda íntegra entre los ejercicios 2010 y 2017.

Según la Ley Concursal, una vez que los acreedores ratifiquen la propuesta de convenio la empresa supera judicialmente la fase de suspensión de pagos, aunque la liquidación de las deudas se extienda después durante varios años.

La administradora concursal de Martinsa mostró también su satisfacción por el hecho de que la empresa está reanudando obras en distintas promociones, lo que permitirá entregar viviendas a muchos compradores que, en el supuesto de no recibir sus pisos, figurarían como acreedores de la empresa.