Metrovacesa tendrá cinco representantes en el consejo de la francesa Gecina

Metrovacesa tendrá cinco representantes en el consejo de la francesa Gecina

Metrovacesa tendrá cinco representantes en el consejo de la francesa Gecina

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Metrovacesa contará con cinco puestos en el consejo de administración de Gecina, inmobiliaria francesa de la que es segundo máximo accionista con un 26,9% del capital, y en la que hasta ahora sólo tenía un representante.

Así lo acordaron hoy la inmobiliaria española y los dos máximos accionistas de Gecina, Joaquín Rivero y Juan Bautista Soler, durante la reunión del consejo de la empresa gala, en la que Rivero renunció además al voto de calidad que tiene como presidente, informaron a Europa Press en fuentes próximas a las compañías.

De esta forma, Metrovacesa ve cumplida su petición de contar con un peso en el consejo de Gecina "más acorde a su participación" y lo equilibra con el de los socios Rivero y Soler.

Con los cambios aprobados en la reunión de hoy el consejo de Gecina queda integrado por cinco representantes de Rivero y Soler, por otros cinco de Metrovacesa, dos de su tercer accionista (Predica) y seis independientes.

Los nuevos consejeros de Metrovacesa en Gecina son su director Internacional, Nicolás Díaz Saldaña; el director de Auditoría Interna, Joaquín Fernández del Río; el director Financiero, Jesús Perez, y el consejero Sixto Jiménez. Se sumarán al consejero delegado, Eduardo Paraja.

El aumento de número de representantes de Metrovacesa se produce en detrimento de cuatro independientes, que presentaron la dimisión a sus cargos. Se trata de José Luis Alonso, Patrick Arrosteguy, Santiago Valbuena y Emilio Zurutuza.

PENDIENTES DE SEPARACIÓN

Además, según las mismas fuentes, Rivero y Soler y Metrovacesa han acordado emprender una nueva etapa de entendimiento en la que abordarán la discrepancia que mantienen sobre la conveniencia de seguir adelante con el proceso de segregación que iniciaron en 2007.

Gecina rechazó recientemente ejecutar esta separación argumentando que el acuerdo se firmó con el anterior accionista de control de Metrovacesa (la familia Sanahuja), en tanto que actualmente la inmobiliaria está controlada por seis entidades financieras. La segregación supone que Gecina traspase a Metrovacesa edificios de oficinas de París valorados en 1.700 millones de euros a cambio de su participación del 26,9%.

La reunión del consejo de Gecina se registró días después de que Rivero y Soler vieran limitados al 20% los derechos de voto en Gecina, pese a controlar un 31,5% de su capital, en virtud de una resolución emitida por el Tribunal de Comercio de París a petición de Metrovacesa.

Como consecuencia de este pronunciamiento, la junta general de accionistas Gecina, prevista para el próximo 15 de junio, estará presidida por un representante judicial.