Metrovacesa vincula al IPC la retribución de su consejo de administración

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Metrovacesa modificará sus estatutos sociales para vincular al Índice de Precios de Consumo (IPC) la actualización de la retribución de su consejo de administración, que para 2009 quedará fijada en un total millón de euros para el conjunto de sus once miembros.

Este importe se destinará a la remuneración por el puesto de consejero, y no incluye la retribución que corresponda a los consejeros que cuenten con funciones ejecutivas.

En este sentido, en la modificación introducida en sus estatutos Metrovacesa indica que el consejo "cuidará de que las retribuciones tomen en consideración la responsabilidad y el grado de compromiso que entraña el papel que esté llamado a representar cada consejero".

No obstante, abre la posibilidad de retribuir al consejo mediante la entrega de acciones, opciones sobre acciones y autoriza a la inmobiliaria a contratar un seguro de responsabilidad civil para sus consejeros.

Esta modificación de los estatutos constituye uno de los principales puntos del orden del día de la junta general de accionistas de Metrovacesa, convocada para el próximo 29 de junio.

DOS NUEVOS CONSEJEROS.

Entre el resto de puntos del orden del día destaca el nombramiento de dos nuevos consejeros, que tendrán caracter independiente. Se trata de Alberto Peña Pesqueira y de Gonzalo Alcubilla Povedano.

La junta ratificará el nombramiento del presidente, Vitalino Nafría, y del consejero delegado, Eduardo Paraja, así como del resto de miembros del consejo de administración nombrado cuando un grupo de seis entidades financieras se hizo con el control de la empresa al ejecutar la deuda del ex socio de control de la inmobiliaria, la familia Sanahuja.

De hecho, se trata de la primera asamblea de socios que Metrovacesa celebre tras la entrada de los bancos.

La junta de Metrovacesa tendrá además lugar después de la de su participada francesa Gecina, convocada para el 15 de junio. En la asamblea de la gala se ratificará el nombramiento de nuevos consejeros en representación de la inmobiliaria española, que de esta forma equilibrará su peso en el máximo órgano de gestión con el otro socio de referencia, Joaquín Rivero.