PP presenta 16 enmiendas a Ley del Suelo para el desbloqueo "directo" de viviendas unifamiliares en suelo rústico

También pretenden que se permita la actividad industrial en municipios NUR

SANTANDER, 8 (EUROPA PRESS)

El PP de Cantabria ha presentado un total de 16 enmiendas a la proposición de ley elaborada por PRC y PSOE para la modificación de la Ley del Suelo.

Con estas enmiendas, que cambiarán cuatro artículos de la norma, la oposición plantea una "alternativa" para garantizar el desbloqueo "directo" de construcción de viviendas unifamiliares en suelo rústico y permitir, además, la implantación de actividad industrial en aquellos municipios sin planes generales o normas subsidiarias y sujetos, por tanto, a las Normas Urbanísticas Regionales (NUR).

La propuesta 'popular' es "la única" que garantiza un bloqueo "real, efectivo e inmediato", frente al "fraude que encierra" la iniciativa presentada por socialistas y regionalistas, que supone "más paralización y bloqueo", aseguró hoy la diputada del PP, María José Sáenz de Buruaga.

En rueda de prensa, explicó que las enmiendas de su Grupo, que se debatirán en Comisión Parlamentaria antes de pasar al Pleno, suponen una reforma "de calado", que se traduce en una propuesta "más inmediata" y "garantista", y dotada de una mayor "seguridad jurídica", que "elimina la arbitrariedad".

La parlamentaria precisó que este sistema de "actuación directa" sobre el suelo elimina la figura del Plan Especial propuesto para los 102 municipios cántabros.

Asimismo, aseguró que este modelo, "más cuidadoso y respetuoso" con el medio ambiente, no afecta al régimen de rehabilitación o reforma en construcciones ya existentes en suelo rústico, tanto ordinario como protegido. "Eso queda tal y como está", aseveró Sáenz de Buruaga, al tiempo que remarcó que la reforma del PP se centra en la construcción de nuevas edificaciones en suelo rústico (viviendas unifamiliares e instalaciones vinculadas a actividades artesanales, ocio y turismo rural).

Para ello, la propuesta 'popular' diferencia de forma clara --al contrario de la proposición de ley o el plan especial-- los suelos rústicos próximos a urbanos o núcleos tradicionales de los que no lo están. En los primeros se posibilita el desbloqueo "automáticamente", mediante un sistema de actuación directa, mientras que en los segundos se imposibilitan nuevas edificaciones hasta la aprobación del Plan Regional de Ordenación del Territorio (PROT), que sigue siendo "la gran asignatura pendiente de este Gobierno".

SUELO RÚSTICO ORDINARIO

Así, para suelo rústico ordinario se crea un nuevo artículo que establece que únicamente se podrán autorizar construcciones cuando estén a un máximo de 500 metros del borde exterior del suelo urbano.

En los primeros 200 metros, la parcela mínima será de 2.000 metros cuadrados y al menos un 10% de la superficie deberá estar vinculada a la reforestación, es decir, que tendrá que estar cubierto de arbolado. En la franja siguiente, de los 200 a los 500 metros, la parcela mínima será de 2.500 metros cuadrados, el 15% destinado a reforestación.

Igualmente, serán exigibles todas las condiciones y requisitos previstos en la Ley del Suelo actual y en la proposición de ley (prohibición de vivienda colectiva, limitación del número de construcciones en función de las existentes, inclusión de los servicios e infraestructuras mínimas, etc.). Además se mantienen "intactos" todos los controles (informe de integración paisajística y régimen de competencias para la autorización de estas construcciones, que corresponde a la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo -CROTU-).

SUELO RÚSTICO DE ESPECIAL PROTECCIÓN

Para las nuevas construcciones en suelo rústico de especial protección se introducen peculiaridades "importantes y de gran trascendencia" en los municipios NUR, en los que --"por ley" y no por valores intrínsecos-- todo el suelo que no es urbano es rústico de especial protección y que son los "grandes condenados" en su desarrollo.

Así, se introduce un nuevo artículo que permite la construcción de edificaciones en suelo rústico de especial protección, con las mismas condiciones y requisitos que en suelo rústico ordinario. Además, se exigirá que no posean valores intrínsecos (paisajísticos, ambientales, culturales, históricos...) que impliquen un régimen de protección.

ACTIVIDAD INDUSTRIAL

Con todo ello, el PP plantea dos enmiendas para desbloquear la implantación "automática" de empresas y actividad industrial en los municipios NUR, siempre y cuando no haya valores intrínsecos y se pueda, por tanto, transformar la catalogación de los terrenos.

Es el caso, recordó Buruaga, de lo que demandan empresarios en la comarca de Liébana, que quieren implantar un parque empresarial en Cillorigo cuando seis de los siete municipios de la zona no tienen planes generales (sólo lo tiene Potes).

Se trata de dar una "solución" a los empresarios en "tiempos de dificultad", defendió la parlamentaria, quien subrayó que la CEOE-Cepyme apoya también esta demanda.

"SORPRESA, ALARMA Y PREOCUPACIÓN"

Por último, Sáenz de Buruaga se refirió a la seis enmiendas presentadas por PRC y PSOE a los cuatro artículos previamente modificados por estos grupos, lo que ha causado, según dijo, "cierta sorpresa, alarma e incluso preocupación" entre la oposición, ya que demuestra "improvisación", "desconcierto político y técnico" y falta de "rigor".

En cualquier caso, indicó que las enmiendas socialista y regionalista son "de muy poco calado", que afectan a correcciones de carácter técnico, pero que lejos de mejorar, empeoran las cosas cada vez más, concluyó.