Presidente Asociación de Promotores Constructores de España dice que la crisis ha llegado a su tope, "ahora toca subir"

MURCIA, 1 (EUROPA PRESS) El presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España, Manuel Martí Ferrer, aseguró hoy que la crisis financiera, que no inmobiliaria, ha llegado al "tope bajo" y ahora toca subir "para arriba", "ya sabemos lo que pasaba, por lo que es hora de aplicar soluciones", manifestó en la asamblea general y electoral de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Región de Murcia. De hecho, recordó que el Banco del Santander concederá financiación por el 100 por cien a aquellos promotores que bajen los precios un 20 por ciento, "que era uno de los objetivos esenciales para que el mercado despegue, así como la bajada del Euribor". Y es que era necesario "buscar una solución", porque subsistía el problema de que la gente, sobre todo los jóvenes, "no tengan capacidad de ahorrar el 20 por ciento o el 30 por ciento para pagar el diferencial con respecto al préstamo de una vivienda más los impuestos con las instituciones existentes, como es la Cuenta Ahorro Vivienda --de cuatro años--", explicó al tiempo que recordó que esta crisis tiene su base en las hipotecas basuras y que en España sólo Caja Castilla La Mancha dio préstamos "indiscriminados". Nosotros, "tenemos la fe de que esto produzca un efecto contagio de otras entidades financieras, de hecho Caja Madrid ha dicho que lo va a hacer". "Esperamos que esto sea la línea de despegue, sólo hace falta que la gente confíe", insistió. A su juicio, España debe "eliminar el tapón que hay en la fluidez de su sistema económico, quitando el stock de viviendas sin vender en manos de los promotores", tras lo que expresó su confianza en el futuro porque, aunque ahora hay aproximadamente 350.000 viviendas destinadas a primera residencia y otras 300.000 en las costas para segundas residencia, "la formación de hogares continúa". Además, "los europeos siguen queriendo ir a vivir en los sitios que hay sol y en la Región de Murcia hay mucho", tras lo que remarcó que "hay futuro", aunque ahora los compradores "estén un poco reticentes" por la crisis, pero "en cuanto se arregle un poco la situación, volverán", aseguró. Al hilo señaló que en Europa el año que viene, según ofrecen los datos, habrá 88 millones de jubilados en la Europa de los 25, "con que sólo una pequeña parte de los jubilados más ricos quiera un lugar al sol, la demanda en turismo-residencial en España está garantizada para bastante tiempo" y es que "son compradores seguros", matizó, además "son generadores de empleo en el sector Servicios, con lo que hay esperanza en el futuro". Así, concluyó, "hemos llegado al punto de abajo y ahora empezamos a remontar".