PSOE critica que el Gobierno regional dé luz verde a un Decreto "chapuza" de Rehabilitación de Viviendas

No descartan pedir la dimisión del director general de Vivienda y Rehabilitación por el "nefasto resultado de su departamento"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en materia de Vivienda, Antonio Fernández Gordillo criticó hoy que el Gobierno regional dé luz verde a un Decreto "chapuza" de Rehabilitación de Viviendas y afirmó que no descartan pedir la dimisión del director general de Vivienda y Rehabilitación, Juan Van Halen, por el "nefasto resultado de su departamento".

Fernández Gordillo denunció que el Consejo de Gobierno de hoy ha aprobado el Plan de Rehabilitación de Viviendas 2009-2012, que "lejos de ser una estrategia a medio plazo para reducir las infraviviendas de la región es una verdadera chapuza ante la dimensión del problema".

El diputado defendió que "frente a la vocación rehabilitadora que la consejera Ana Isabel Mariño anunció al principio de su mandato, la realidad es que el Gobierno regional plantea subvencionar únicamente el embellecimiento y la funcionalidad de los edificios".

"Frente a la rehabilitación integral de los edificios y viviendas, hoy sólo van a actuar superficialmente en sus fachadas, cubiertas y escaleras, pero no en el interior de las casas o en las deficiencias de las patologías constructivas", indicó tras criticar que no se va a solucionar el problema de fondo de los inmuebles.

El diputado señaló que, aunque la Comunidad de Madrid ha asumido históricamente el deber de conservación de los edificios y viviendas, el Ejecutivo regional "hoy ha anunciado que este deber pasa a los propietarios, sin tener en cuenta que la mayor parte de los beneficiarios de estas ayudas suelen ser ciudadanos madrileños con escasos recursos y con problemas para acceder a una vivienda digna".

Asimismo, aseguró que con este Decreto "la Consejería de Vivienda limitará las ayudas a las infraestructuras básicas en localidades con menos de 50.000 habitantes, cantidad que se reduce a municipios con menos de 10.000 vecinos en el caso de las subvenciones para viviendas de tipología especial como las corralas o la arquitectura rural tradicional".

"Es obvio que el plan que el Gobierno ha presentado no va a solucionar los problemas de las más de 187.000 viviendas madrileñas que en 2005 se catalogaron de estado de infravivienda según un informe de expertos", destacó Fernández Gordillo, quien recordó que el "elevado" número de pisos con necesidad de rehabilitación dio lugar al plan de vivienda 2005-2008 entre el Gobierno regional y el central, pero que "cuatro años después, la situación sigue prácticamente igual y la nefasta gestión de la Consejería de Vivienda ha retrasado la entrega de ayudas a los beneficiarios, unas subvenciones que en su mayoría han sido aportadas por el Gobierno de Zapatero".

Fernández Gordillo aseveró que "este retraso produce que el Ministerio de Vivienda se haya visto obligado a reclamar la justificación de las ayudas transferidas a la Comunidad, en concreto de 89 millones de euros", y que "la demora en la justificación tiene como consecuencia que el Ministerio no pueda transferir más ayudas a la región hasta que no se haya explicado el destino de las anteriores". "Esta pésima gestión de las ayudas está impidiendo que los madrileños se beneficien de más subvenciones estatales", denunció.

De hecho, el portavoz socialista de Vivienda no descarta pedir la dimisión del director de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Juan Van-Halen, ya que "de los más de 67.000 pisos que inicialmente se iban a reparar, la Comunidad los redujo a 41.300" y porque "a pesar del tremendo recorte, el Gobierno regional únicamente ha iniciado los trámites de concesión de ayudas para 3.000 viviendas", lo cual "no significa necesariamente que los beneficiarios hayan recibido la subvención".