PSOE duda que el nuevo Instituto de Crédito y Finanzas resuelva la caída de ingresos del sector inmobiliario y consumo

MURCIA, 15 (EUROPA PRESS)

La viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Begoña García Retegui, señaló hoy, a propósito del anuncio del Gobierno regional sobre la creación del Instituto de Crédito y Finanzas, que "lo que mal empieza mal acaba", al tiempo que mostró sus dudas sobre la eficacia del nuevo organismo para resolver la caída "brutal" de los ingresos del sector inmobiliario y del consumo.

Asimismo, criticó que "se cree por la puerta de atrás a través de enmiendas en los Presupuestos en lugar de a través de una ley propia", a lo que se une el hecho de que "la Consejería ha tardado casi un año y medio en hacerlo realidad, y lo ha hecho deprisa y mal".

Al hilo, explicó que el Grupo Parlamentario Popular "ha registrado hoy una Proposición de ley para modificar la Ley de Acompañamiento de 2008, que creó el instituto, al objeto de intentar tapar las vergüenzas de este decreto y para, de rondón, dejar al instituto enajenar, vender o regalar su patrimonio sin someterse a las reglas del juego establecidas en la ley de Hacienda".

La diputada socialista hizo alusión al dictamen del Consejo Económico y Social (CES) y a la "dureza" de sus argumentos respecto a la creación de este organismo.

Y es que, explicó, "aspectos fundamentales no se han corregido y tras ser examinado por el Consejo Jurídico hace menos de 48 horas, el Ejecutivo regional lo ha aprobado vulnerando el texto refundido de la ley de la Función Pública sin que se hayan emitido los informes de las consejerías competentes y sin memoria económica, tal y como marca la ley 6/2004 en su artículo 53". Además, dijo, "con la creación de este organismo se rompe la unidad de caja de la Tesorería, vulnerando la ley de Hacienda Regional".

En lo que respecta a que "no haya pasado" por la revisión de la Función Pública, García Retegui expresó que "eso puede hacer que este decreto sea recurrido por las organizaciones sindicales".

En su opinión, el Instituto de Crédito y Finanzas "ha sufrido desde su origen modificaciones que tienen más que ver con el reparto de responsabilidades políticas en el Gobierno murciano que con las necesidades de la Región, como ayudar a la inversión pública y privada".

De hecho, incidió, "los órganos consultivos de la Administración regional valoran muy negativamente la colisión de este nuevo instituto con el Instituto de Fomento (INFO), lo que, al parecer, va a obligar a la creación de nuevos órganos que lo único que acarrearán son más trabas burocráticas al trabajo de un instituto, cuyo cometido fundamental era una mayor operatividad para facilitar las operaciones de crédito para las distintas inversiones".

Asimismo, consideró que la consejera de Economía y Hacienda, Inmaculada García, "no quiere que el Instituto de Fomento sea el único que ayude al desarrollo de los sectores económicos; y por ello, hace que el Instituto de Crédito y Finanzas, que no estaba pensado para tal fin, invada y colisione con las competencias del Instituto de Fomento".

Por todo ello, estimó que "parece un problema de competencias entre consejeros", tras lo que advirtió que "la situación de déficit y endeudamiento de la Comunidad Autónoma avanza a ritmo vertiginoso porque el mayor problema sigue siendo la caída brutal de los ingresos ligados al sector inmobiliario y al consumo y eso no lo puede arreglar el nuevo instituto de Crédito y Finanzas".