Pujante propone una 'seudonacionalización' de las Cajas de Ahorro para que sea la Asamblea la que decida sus inversiones

IU presenta un Plan frente a la crisis para reorientar "un modelo económico fracasado, que ha dejado más de 140.000 parados"

MURCIA, 27 (EUROPA PRESS)

El coordinador de Izquierda Unida-Los Verdes (IU-LV) en la Región de Murcia, José Antonio Pujante, propuso hoy, en rueda de prensa, una 'seudonacionalización' de las Cajas de Ahorro para que sea la Asamblea Regional, en representación de todos los ciudadanos, quien decida hacia donde deben dirigirse sus inversiones.

Ésta es una de las medidas presentadas hoy por IU-LV en un Plan que pretende hacer frente a la crisis económica y reorientar "un modelo económico fracasado, que ha dejado más de 140.000 parados y una tasa de desempleo de casi el 20 por ciento en la Región de Murcia", indicó Pujante.

Los objetivos generales del Plan son la creación de 30.000 empleos en el próximo año y 60.000 al final de esta legislatura, un bloque de medidas por sectores y subsectores para promover el mantenimiento y la creación de empleo, bases de un nuevo modelo económico, nuevas iniciativas inversoras en materia de infraestructuras y nuevas medidas para incrementar las franjas y ámbitos de la protección social.

Así, dentro del Plan de Choque IU-LV propone medidas concretas de apoyo para el mantenimiento de empleo y de las condiciones sociolaborales en el sector agroalimentario y en particular en las empresas La Diosa y Fernández, en el proceso de absorción por parte de Cofrusa. En relación con Zincsa, "el compromiso debe ir en asegurar la continuidad de la actividad productiva y el mantenimiento, al menos, de los 270 empleos existentes", señaló Pujante.

Por otro lado, IU-LV propone introducir dentro de las competencias del Instituto de Fomento (INFO) de la Región de Murcia la posibilidad de actuar dentro del sector primario, estableciendo líneas de apoyo y subvención a la modernización de producciones, intensificación de la comercialización y extensión de la agricultura ecológica, la creación de un órgano de gestión para el desarrollo de investigaciones en el CEBAS y apoyo a la internacionalización de los productos murcianos.

Respecto al sector secundario, Pujante explicó que la crisis no afecta por igual a todas las ramas de la actividad industrial, por lo que las medidas a adoptar han de ser diferentes en contenido y financiación. Así, propuso una línea de financiación vinculada a la promoción de las energías alternativas en la Región, una línea de investigación ligada a la denominada célula de combustible, establecimiento de líneas de apoyo al sector de la madera y el mueble, así como limitar el apoyo a las Tecnologías de la Información y de la Comunicación al ámbito económico, priorizando recursos.

En este sentido, IU-LV apuesta por la apertura de nuevos nichos de actividad en el sector textil, reconvirtiendo la ínfima actividad existente; el audiovisual y los contenidos culturales, con un nuevo Plan de Desarrollo regional; apoyo al sector de la piedra y el mármol, vinculando los esfuerzos investigadores del centro tecnológico con la Universidad Politécnica; y en cosmética, profundizando en las posibilidades que la industria química ofrece.

Por otro lado, la formación política de izquierdas propone impulsar el sector terciario con un plan de movilidad y transporte regional, sustentado en un plan de cercanías ferroviarias; que el ente público del transporte regional impulse la entrada de todos los municipios en el mismo; o el diseño y ejecución de carriles bici que garanticen la movilidad sostenible de la ciudadanía.

Como palancas impulsoras del sector turístico, IU-LV propone la consideración de la Bahía de Portman como nuevo destino turístico de calidad, la puesta en valor de las baterías de costa de la Región, un plan de actuaciones para la mejora general de acerados, señalización o rutas de los destinos turísticos; así como la ejecución pública de complejos de ocio ligados al agua, siempre que se ubiquen cerca de la costa para la utilización única de agua marina.

Respecto a la construcción, Pujante reclamó mayor apoyo a la constitución de cooperativas de trabajadores desempleados de la construcción, facilitar la constitución de Uniones Temporales de Empresas (UTEs), incremento sobre las previsiones del Plan de Vivienda, para la construcción de vivienda de protección oficial orientada a la política de alquiler y adquisición de 10.000 viviendas, dotándose la Administración regional de un Parque Público Regional de viviendas de alquiler o de alquiler con opción a compra.

PROTECCIÓN SOCIAL Y MEJORA DE SERVICIOS PÚBLICOS

"Las 25.000 familias que en la Región de Murcia tienen hoy a todos sus miembros en paro y los 33.000 murcianos y murcianas que, en esta primavera, dejarán de percibir sus prestaciones por desempleo, obligan a la Comunidad Autónoma la adopción de nuevas medidas de cobertura y protección social de caracter excepcional", afirmó Pujante.

Por ello, propuso que todo trabajador que vea sus prestaciones finalizadas y que se encuentre en situación de demanda de empleo, perciba de la Administración regional, de modo complementario a cualquier retribución que pueda percibir del Gobierno de España, la Renta Básica de Inserción.

Asimismo, la Administración regional destinará 150 millones durante 2009 y 2010 para complementar las necesidades de financiación relativas a la Ley de Dependencia. De igual modo, iniciará la construcción de 300 módulos de educación infantil (de cero a tres años) en la Región de Murcia.

REFORMA DE LA LEY DE CAJAS DE AHORRO

Por otro lado, Pujante propuso una reforma de la Ley de Cajas de Ahorro que permita una 'seudonacionalización' de las mismas, para que sea la Asamblea Regional, en representación de todos los ciudadanos, quien decida hacia donde deben dirigirse sus inversiones.

Así, la Presidencia de las cajas de ahorros con domicilio social en la Región, así como aquellas que sin tenerlo operen en la misma, deben dar prioridad de sus operaciones crediticias a las familias y empresas murcianas. En este sentido, Pujante indicó que los presidentes y gerentes de las diferentes cajas deberían ser elegidos por el Parlamento Autonómico, "para someter las acciones de las entidades de ahorro a los intereses regionales", finalizó.