Registradores lamentan que "han desaparecido" las operaciones de compraventa de vivienda y aseguran estar "al límite"

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

El decano del Colegio de Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantil de Andalucía Occidental, Manuel Martín, aseguró que "han desaparecido" las operaciones de compraventa de viviendas en los registros, que han sido sustituidas por "operaciones relacionadas con la crisis", como ejecuciones hipotecarias, embargos y, sobre todo, novaciones, tras lo que aseguró que en toda España existen unos 200 registros "que están el límite de cubrir gastos, porque no hay actividad".

En declaraciones a Europa Press, Martín valoró la medida anunciada ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por el que la deducción fiscal por compra de vivienda, con una base deducible de 9.015 euros, se restringirá a las rentas inferiores a los 17.000 euros a partir de 2011, aunque consideró que esta limitación "se notará a medio plazo y dentro de unos meses, no tendrá un efecto inmediato".

Martín reconoció que la medida anunciada por el Gobierno "puede empujar a comprar a los ciudadanos que estén dudando en comprar o no, aunque indicó que el problema en la falta de operaciones de compraventa "radica en que a los ciudadanos no les conceden la hipoteca, el problema fundamental, no es de decisión sino de financiación, porque si no te dan el dinero no pueden acometer la operación y empezar la cadena".

Asimismo, se mostró escéptico ante el hecho de que esa medida provoque una caída de los precios, de forma que, a su juicio, "los precios no van a bajar por eso".

Manuel Martín lamentó que la actividad registral en relación con la vivienda "sigue parada", de forma que actualmente "es una situación excepcional encontrarse con un documento tipo de compraventa de vivienda, que antes era la operación más habitual en nuestra actividad y ahora sorprende cuando nos llega".

"Esas operaciones prácticamente han desaparecido, especialmente entre promotores e inmobiliarias y particulares; el mercado está parado", aseveró el portavoz de los registradores, quien precisó que actualmente "se acometen operaciones típicas de la crisis, como ejecuciones hipotecarias, embargos, herencias y novaciones".

De esta forma, resaltó que las novaciones constituyen la operación más frecuente, puesto que "las entidades financieras intentan que el cliente pueda salir adelante renegociando las condiciones de la hipoteca para evitar caer en una situación de morosidad".

Asimismo, advirtió de que el sector "sigue con dificultades y sigue reduciendo plantilla", de forma que el nivel de trabajo se ha reducido a la mitad y precisó que en toda España "existen unos 200 registros que están al límite de cubrir gastos, pues no hay actividad ni hay trabajo".