Sacyr ganó un 80,2% menos tras los cambios contables en la consolidación de Repsol

  • Madrid, 8 may (EFE).- Sacyr Vallehermoso obtuvo un beneficio neto de 40,7 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone el 80,2 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008, por el cambio en los criterios de consolidación de su participación en la petrolera Repsol YPF.

Madrid, 8 may (EFE).- Sacyr Vallehermoso obtuvo un beneficio neto de 40,7 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone el 80,2 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008, por el cambio en los criterios de consolidación de su participación en la petrolera Repsol YPF.

Según las cuentas remitidas hoy por el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a pesar de que la participación en Repsol YPF permite al grupo obtener beneficios en el primer trimestre, sin los mencionados cambios contables las ganancias habrían aumentado el 52,2 por ciento, en lugar de caer el 80,2 por ciento.

Al margen del decrecimiento de las ganancias, el negocio del grupo aumentó el 69,8 por ciento, hasta alcanzar los 2.019 millones de euros, al igual que el resultado bruto de explotación, que se incrementó el 12,5 por ciento, hasta los 174 millones.

La actividad de promoción residencial, que desarrolla a través de Vallehermoso, fue la que más aportó a las ventas del grupo, al generar 936,6 millones de euros, el cuádruple que en el mismo periodo de 2008.

La empresa atribuye este comportamiento del negocio de promoción a las ventas de productos residenciales por importe de 219,8 millones y a las ventas de suelo, por 715 millones, en tanto que sitúa la cartera de preventas a 31 de marzo ascendió a 1.139,6 millones.

El negocio constructor disminuyó el 3,8 por ciento, hasta los 850,2 millones de euros, de los que Sacyr generó 686,1 millones y su filial portuguesa Somague 164,1 millones, mientras que la cartera de obra de esta actividad se situó en los 6.231 millones a cierre del periodo.

El área de servicios, que desarrolla a través de Valoriza, alcanzó unos ingresos de 210,8 millones de euros, el 16,5 por ciento más, debido al incremento que han experimentado sus cuatro áreas de actividad (medioambiente, agua, energías alternativas y multiservicios).

Testa, su filial patrimonial, aportó 70,4 millones de euros a la cifra de negocio del grupo, el 3,6 por ciento más, durante un periodo en el que vendió un centro comercial en Madrid con unas plusvalías de 63,8 millones de euros que fueron destinadas a la reducción de su endeudamiento.

Tras el acuerdo de venta de Itínere a Citi, Sacyr ha creado un área de concesiones en la que recoge los activos que permanecerán en el grupo constructor, en tanto que el resto aparecen detallados como activos a la venta en el balance de la empresa.

De esta forma, Sacyr Concesiones aumentó su facturación el 14,5 por ciento hasta los 20,5 millones de euros, debido a la buena evolución de las concesiones que ya tenía, así como a la entrada en explotación de otras nuevas.

Al final del trimestre, la deuda neta financiera del grupo había descendido el 7,4 por ciento con respecto al cierre de 2008, hasta 13.443 millones de euros, de los que la mayor parte (5.093 millones) se corresponde con la deuda asociada a la compra de Repsol.

Del endeudamiento total, 2.320 millones se corresponden con la deuda que soporta el patrimonio de Testa, en tanto que otros 2.164 millones son crédito promotor asociado a la actividad de Vallehermoso.

Tanto Testa como Vallehermoso disminuyeron en el último trimestre su deuda el 12,6 y el 20,7 por ciento, respectivamente, gracias a la venta de determinados activos (principalmente suelo) que han permitido amortizar 1.032 millones.