Sanahuja confirma que destinó préstamos de Metrovacesa a cubrir necesidades de sus empresas

La inmobiliaria reitera que el acuerdo de separación de Gecina está "plenamente eficaz y vigente"

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La familia Sanahuja, ex accionista de control de Metrovacesa, ha confirmado que destinó préstamos de esta inmobiliaria para cubrir necesidades corporativas de su grupo empresarial, según consta en la información adicional a la auditoría de 2008 de Metrovacesa remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La deuda de 234 millones de euros que los Sanahuja tenían con Metrovacesa desde comienzos de 2008 quedó ya saldada el pasado mes de febrero.

Para ello, la familia de promotores catalanes entregaron a la inmobiliaria activos de su propiedad por 141 millones de euros y un pago en efectivo de 92 millones.

En la documentación remitida a la CNMV, los actuales gestores de Metrovacesa, controlada desde el pasado mes de febrero por seis entidades financieras que se quedaron con las acciones de Sanahuja, explican que del total de dinero prestado a esta familia de promotores catalanes 140 millones corresponden a una transferencia que la inmobiliaria realizó en enero de 2008 a una cuenta de la entidad Lombard Assurance Company, con sede en Luxemburgo.

"A petición del anterior presidente de la sociedad (Román Sanahuja), el destino final de la transferencia se aplicaría a cuenta de la adquisición de activos propiedad del accionista mayoritario, de naturaleza financiera o inmobiliaria", explica la empresa.

Otros 30 millones de euros constituyeron un depósito que Metrovacesa realizó en marzo de 2008 en garantía de un proyecto de plan de opciones sobre acciones para empleados.

Según la inmobiliaria, en septiembre de 2008, ante el hecho de que "no se había formalizado la compra de los referidos activos ni ejecutado el plan de opciones", varias sociedades de los Sanahuja reconocieron adeudar a Metrovacesa las referidas cantidades y establecieron como garantía diversos activos de su propiedad.

En este sentido, la compañía apunta que "a solicitud de Metrovacesa, Sanahuja ha confirmado la aplicación de dichos importes, manifestando que los mismos se destinaron a necesidades corporativas de su grupo". No obstante, asegura que dichas cantidades no fueron destinadas a comprar acciones de la empresa.

En la información remitida a la CNMV, los actuales gestores de Metrovacesa insisten en que el acuerdo suscrito con la francesa Gecina para segregar definitivamente ambas sociedades está "plenamente eficaz y vigente", pese a la negativa de la sociedad gala a ejecutarlo ante el cambio de accionistas en la empresa española.

Según el acuerdo, Metrovacesa recibirá edificios de oficinas en París propiedad de Gecina valorados en 1.750 millones de euros a cambio de gran parte de la participación del 26,9% que tiene en Gecina. Las acciones restantes, se podrán vender libremente en el mercado.