Santander pone a la venta 1.300 viviendas nuevas, de las que 291 se ubican en Andalucía, con descuentos de hasta el 30%

MADRID/SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS)

El Banco Santander ha puesto a la venta 1.300 viviendas nuevas con descuentos de hasta el 30 por ciento a través de su sociedad Altamira Santander Real Estate, de las que 291 se ubican en Andalucía.

Según indicaron a Europa Press fuentes del banco, de esas 291, un total de 105 se ubican en Almería, 58 en Cádiz, 39 en Sevilla, 39 en Córdoba, 32 en Huelva, 17 en Granada y una en Málaga.

La sociedad inmobiliaria pone en marcha el 'Plan 100%' que incluye cobertura de pago de cuotas de hipoteca en caso de desempleo, garantía de mejor precio de compra y facilidades para aquellos compradores que quieran cambiar de casa.

El comprador podrá acceder a financiación de Banco Santander que alcanzará hasta el cien por cien del valor del inmueble en un plazo máximo de 40 años e interés del Euríbor más 0,40 por ciento.

Los interesados podrán acceder a esta oferta a través del portal inmobiliario 'www.altamirasantander.com', concertar una cita con un agente comercial para visitar la vivienda y realizar la reserva de la misma por 3.000 euros.

AJUSTE DE PRECIO SI CAE MÁS DE UN DIEZ POR CIENTO

Entre las ventajas que ofrece el banco, figura la de realizar un ajuste en el precio de la vivienda adquirida en 2009 si el valor de la misma baja más de un 10 por ciento en los seis meses posteriores a la compra justificado mediante tasación.

Asimismo, ofrece gratis una póliza que asegura en caso de desempleo durante los cinco años inmediatamente posteriores a la compra del inmueble el pago de las cuotas de su hipoteca por un periodo de doce meses.

Santander ofrece también un contrato de alquiler con opción a compra a largo plazo durante cinco años, con aplicación de los alquileres abonados al precio de compra de la vivienda. De esta manera, se facilita la venta de la vivienda actual, para lo que Altamira también pone a su servicio la red comercial.

En las promociones con perfil de segunda residencia seleccionadas por Altamira se compensará al comprador la ausencia de ventajas fiscales con 1.000 euros al año durante las cinco primeras anualidades.

El Santander se desprende así de activos inmobiliarios adquiridos de cancelaciones de deuda de promotoras inmobiliarias, tal y como ya ha hecho Caja Madrid, que ofrece viviendas con descuentos de hasta el 40% en su página de Internet.

Hasta ahora, sólo los empleados, jubilados, prejubilados y familiares de trabajadores del Santander podían acceder a esta oferta. De hecho, los trabajadores se benefician de una financiación por el cien por cien del importe de la compra del inmueble, un plazo de hipoteca de hasta 40 años a Euríbor menos 0,35 por ciento y sin comisiones.

Múltiples entidades financieras llevan a cabo similares iniciativas de una forma u otra a raíz del parón del sector inmobiliario y de la construcción, que les ha obligado a hacerse con una importante cartera de viviendas que sus promotores deudores no han logrado colocar.

Los analistas explican además que estas iniciativas contribuyen a controlar la morosidad de bancos y cajas de ahorros, que se ha disparado hasta el 4,15% en marzo, nivel que no alcanzaba desde hace doce años, según datos del Banco de España.

4.000 MILLONES DE ACTIVOS INMOBILIARIOS

El grupo Santander ha adquirido activos inmobiliarios en el primer trimestre del ejercicio por importe de 500 millones de euros, cifra que tras saneamientos baja a 300 millones y eleva el total en cartera a 4.000 millones de euros.

El vicepresidente y consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, explicó en la presentación de los resultados trimestrales el pasado día 29 de abril que el banco no seguirá comprando activos inmobiliarios, y que su morosidad no alcanzará el 4,5 por ciento a finales de año. La compuerta de compra de bancos "está cerrada", dijo entonces.

La morosidad del banco se situó en el 2,49 por ciento en marzo, superior en 1,25 puntos a la de hace un año, mientras que la cobertura se colocó en el 80 por ciento.