Un pueblo de Lleida multa con 3.000 euros a los dueños de pisos con inquilinos ruidosos

LLEIDA, 28 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Bell-lloc d'Urgell multará a partir del 10 de junio a los dueños de pisos con inquilinos ruidosos con entre 1.000 Y 3.000 euros. Si los inquilinos no pagan serán los propietarios de las viviendas quienes tendrán que responder.

El alcalde, el convergente Ramon Cónsola declaró a Europa Press que la ordenanza ya está aprobada por el Ayuntamiento y está a la espera de entrar en vigor una vez acabe el período de alegaciones.

"Somos un pueblo pequeño, sin guardia urbana, estamos cansados de que muchos inquilinos monten fiestas y hagan ruido hasta las tantas sin que podamos hacer nada porque el dueño se escuda en que tiene el piso alquilado. Ahora los Mossos d'Esquadra ya tendrán una ordenanza que aplicar", dijo el alcalde. La modificación de la ordenanza prohibirá también los botellones no sólo en la calle, sino también en los espacios públicos de todo el término municipal, lo que los impedirá en los merenderos o en las arboladas municipales si los organizadores no tienen permiso del consistorio.

Los botellones serán sancionados con 3.000 euros, una multa que el Ayuntamiento tiene previsto convalidar con trabajos sociales, según Cónsola.