ADIF adjudica la elaboración del proyecto para las expropiaciones en 47,8 kilómetros de alta velocidad en Murcia

MURCIA, 15 (EUROPA PRESS)

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ha adjudicado el contrato de consultoría y asistencia al proceso de expropiaciones de los bienes y derechos de los afectados por 47,8 kilómetros de obras derivadas de la línea de alta velocidad Murcia-Almería, perteneciente al Corredor Mediterráneo de Alta Velocidad, en cuatro tramos que discurren por la Región de Murcia, según informaron fuentes de ADIF en una nota de prensa.

La evaluación la realizará la empresa Agua y Estructuras por 1.166.085 euros, y los tramos en los que tendrán lugar los trabajos son RAF Murcia-Sangonera y Librilla (22,4 kilómetros), Variante de Librilla-Alhama (12,2 kilómetros), Alhama-Totana (6,5 kilómetros) y Variante de Totana-Lorca (16,7 kilómetros).

Con los trabajos de consultoría se definirán y regularán las normas por las que se regirán los trabajos de replanteo, y se comprobarán los planos parcelarios y superficies afectadas, así como la identificación y domiciliación de los afectados.

La línea Almería-Región de Murcia tiene una longitud aproximada de 186,1 kilómetros, de los que 82,9 discurren por la Región de Murcia. La construcción de esta línea, compuesta por una doble vía electrificada de ancho internacional, ha sido encomendada a ADIF por el Ministerio de Fomento.