Adjudicada la construcción del tramo de la SE-40 que salva el Guadalquivir con túneles subterráneos

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS) El consejo de administración de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre ha adjudicado, en su última reunió, el contrato de obras de un tramo de la nueva ronda de circunvalación del Área Metropolitana de Sevilla SE-40 en su sector suroeste a la Unión Temporal de Empresas (UTE) constituida por Aldesa Construcciones, Copisa Constructora Pirenaica y Bruesa Construcción. El presupuesto de adjudicación, según un comunicado del Ministerio de Fomento, asciende a 232.205.011,10 euros y el plazo estimado para la ejecución de las obras es de 40 meses. El objeto de las obras es la construcción del tramo 'Dos Hermanas (A-4)-Coria del Río (A-8058). Subtramo: Enlace A-4 (Dos Hermanas)-Túneles Sur del Guadalquivir- Embocadura Oeste' perteneciente a la Circunvalación del Área Metropolitana de Sevilla SE-40. Esta nueva arteria de circunvalación se plantea alejada de los núcleos urbanos del entorno inmediato de la capital y con una perspectiva de futuro que evite los problemas de saturación de la SE-30. El tramo antes mencionado se desarrolla en tres proyectos segregados; dos de obra civil y uno que contiene las instalaciones del túnel. El subtramo que se licita está comprendido entre los municipios de Dos Hermanas, Sevilla y Palomares del Río (Enlace con la Autovía A-8058). Las obras tienen por objeto la construcción de un tramo de la futura autovía de circunvalación de Sevilla, SE-40 entre la carretera A-4 en su tramo 'Variante de Bellavista' y la autovía A-8058 (Sevilla- Puebla del Río), de titularidad autonómica. La importante singularidad de este tramo de cinco kilómetros de longitud, es que gran parte discurre en subterráneo en el denominado Paso Bajo el Río Guadalquivir, que tiene una longitud total de 2.080 metros y está compuesto por cuatro tubos conectados por ocho galerías peatonales y dos vehiculares. De la longitud total del tramo subterráneo, 1.900 metros se proyectan como túnel ejecutado con tuneladora, con un diámetro interior de 12,60 metros donde se alojan dos carriles cada uno. Este subtramo de obra civil incluye las dos calzadas de la autovía desde el punto kilométrico cero hasta el 2,24, la ejecución de la embocadura, el falso túnel y el edificio de instalaciones de acceso. El proyecto incluye como estructuras, además del túnel propiamente dicho, la construcción de un viaducto sobre el Río Guadaíra, un falso túnel, un edificio de instalaciones y dos estructuras de paso (un paso superior y un paso inferior), para reponer diversos caminos. Se han proyectado los elementos necesarios para el drenaje longitudinal y transversal de la traza, la señalización, el balizamiento y las defensas propias de una autovía de estas características. La sección tipo genérica del tramo está compuesta por dos calzadas con cuatro carriles de 3,50 metros de ancho, arcenes exteriores de 2,50 metros e interiores de 1,50 metros. Se completa la sección con una mediana estricta de dos metros con barrera rígida de hormigón y bermas exteriores de un metro de anchura en la zona aérea y aceras de 0,75 metros en la zona subterránea.