Blanco espera reunirse con Aguirre la próxima semana para "ponerse al día" y trasladarle los proyectos en la Comunidad

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El recién nombrado ministro de Fomento, José Blanco, espera reunirse la próxima semana con la presidente de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para "ponerse al día" y trasladarle los proyectos de este área en la región.

Según señalaron a Europa Press fuentes del Ministerio, la intención de Blanco es "reunirse cuanto antes" con la presidenta regional, "a poder ser la próxima semana", aunque a fecha de hoy las agendas de ambos mandatarios todavía no están cuadradas. Desde el Ejecutivo autonómico ni confirmaron ni desmintieron dicha cita.

Durante su discurso de toma de posesión el miércoles, Blanco se comprometiese a escuchar a todos los presidentes autonómicos para trabajar juntos "respetando las competencias de cada uno". "Allí ya mostró interés por reunirse con Aguirre", agregaron dichas fuentes ministeriales.

De hecho, la líder regional fue la única presidenta de comunidad autónoma del Partido Popular (PP) que acudió a la toma de posesión del nuevo ministro de Fomento, que también contó con la presencia del presidente de Baleares, Francesc Antich; el presidente del Cantabria, Miguel Ángel Revilla; y el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, entre otros líderes socialistas como el propio secretario regional de Madrid, Tomás Gómez.

La presencia de Aguirre no pasó desapercibida en ese acto, más teniendo en cuenta que la toma de posesión de Blanco era también la despedida de Álvarez, con la que la presidenta madrileña ha tenido constantes desencuentros. Precisamente, la jefa del Ejecutivo madrileño había afirmado un día antes que Álvarez había sido "un castigo constante para los madrileños" porque había sometido a la Comunidad de Madrid a "la asfixia".

Durante el traspaso de carteras, Aguirre volvió a arremeter contra Álvarez, pero recalcó que había acudido al acto porque Blanco la había invitado y le ha parecido, por su parte, "una muestra de buena voluntad". "Quiero manifestar los mejores deseos al ministro de Fomento", señaló.

Tras destacar que no tiene nada contra Álvarez "en lo personal", la dirigente autonómica indicó que "desde el punto de vista de los madrileños, ha habido cero euros en obra pública nueva", al tiempo que le recriminó que haya tardado seis años en acabar una estación de Cercanías en un sitio tan emblemático como es la Puerta del Sol, mientras que el Gobierno regional ha realizado en tres años más de 90 kilómetros de Metro. "Esto demuestra un desprecio", agregó.

ATENCIÓN ESPECIAL A MADRID

La jefa del Ejecutivo madrileño indicó que en "un momento de crisis "tan grave" como el que sufre España, "el Ministerio de Fomento requiere desde el punto de vista de Madrid y de los madrileños una atención especial". Asimismo, señaló que Madrid "es la locomotora económica de España" y que "ya era hora" de que acabasen estos cinco años (los que ha estado Álvarez al mando de esta cartera), en los que, a su juicio, "ha sido un olvido, una estigmatización de Madrid y una asfixia constante".

No obstante, destacó que está "convencida" de que el nuevo ministro, porque así se lo ha manifestado en una conversación que ya han mantenido, va a estar "atento" a Madrid y a algunas de las infraestructuras que quedan pendientes en la Comunidad, como el Plan de Cercanías "que tantas veces han anunciado y nunca han llevado a cabo" o las obras que la región "necesita", apostilló.

"Creo que como presidenta de la Comunidad de Madrid y en nombre de todos los madrileños es mi obligación acudir a la toma de posesión y desearle todo lo mejor para Madrid y para los madrileños", insistió Aguirre, quien manifestó que espera y confía en que con la llegada de Blanco, la situación cambie porque Madrid necesita "inversiones en infraestructuras y no puede ser la olvidada del Ministerio de Fomento".