Blanco valora positivamente que Aguirre asistiera a su investidura porque "simboliza" lo que quiere hacer en el Ministerio

Dice que van a concluir el Plan de Cercanías para Madrid, uno de los puntos más polémicos con el Gobierno regional, que pide competencias

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El nuevo ministro de Fomento, José Blanco, valoró hoy positivamente que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acudiese el pasado miércoles a su toma de posesión porque, a su juicio, "simboliza" lo que el socialista quiere hacer en este Ministerio.

Blanco invitó el día de su investidura a todos los presidentes autonómicos y Aguirre fue la única popular que finalmente acudió al Ministerio, acompañada de otros tres dirigentes: el de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el de Aragón, Marcelino Iglesias; y el de Baleares, Francesc Antich.

En una entrevista con la Cadena Ser recogida por Europa Press, Blanco admitió que gobernará "al servicio de todos" y "no por colores políticos". "Las infraestructuras son fundamentales para la cohesión social", aseguró, por lo que reiteró que gobernará y trabajará en todas las comunidades autónomas "independientemente de quién gobierne en cada lugar".

"Por eso, he valorado muy positivamente que la presidenta de la Comunidad de Madrid (Esperanza Aguirre) hubiera aceptado mi invitación a mi nombramiento porque simboliza lo que quiero hacer en el Ministerio (de Fomento)", matizó Blanco.

En la misma dirección, y preguntado por la transferencia de las Cercanías a las comunidades, tal y como ha pasado con la Generalitat de Cataluña y siendo una petición constante de Aguirre al Gobierno central, Blanco subrayó que ya está trabajando con el Plan de inversiones del Cercanías en Madrid y que lo tienen que concluir.

Este punto fue el de los más polémicos entre Aguirre y la ya ex ministra Magdalena Álvarez. El Gobierno regional ha denunciado de forma continua que el Ejecutivo central anunciase kilómetros de tren y que, sin embargo, no se vieran resultados. De hecho, el pasado año, la Consejería de Transportes e Infraestructuras, cansada de esperar, asumió las obras del Cercanías entre Navalcarnero y Móstoles, a pesar de no ser de su competencia.

No obstante, a finales del pasado año, Álvarez presentó al Consejo de Ministros su nuevo Plan para Madrid en esta materia hasta el 2015, y según se recogía, la red de Cercanías de Madrid se ampliaría en 115 kilómetros de nuevas líneas, 24 nuevas estaciones y cinco nuevos intercambiadores, con una inversión de más de 5.000 millones de euros.

Cuestionado, precisamente, por las críticas del Gobierno de Madrid sobre las "cero inversiones en obra nueva", Blanco aseguró que ahora va a tener la "oportunidad de inaugurar importantes obras dentro de poco tiempo" como la estación de Cercanías que se está haciendo en la Puerta del Sol desde hace varios años y que este mismo ejercicio tiene que ver la luz.

"Es cierto que van con retraso pero también es cierto que es una inversión importante en Madrid", aseveró Blanco, al tiempo que apuntó que "se han hecho inversiones importantes y otras" que van a realizar. "Yo quiero compartir el trabajo que vamos a hacer con la Comunidad de Madrid", apostilló.

"NO TIENE RAZÓN"

En el mismo sentido, señaló que lo importante de las infraestructuras es que los ciudadanos "sean capaces de notar que se mejoran los servicios" y que la decisión del Gobierno de España "es mejorar la calidad de los servicios" que están prestando a los ciudadanos en esta Comunidad. "Serán los ciudadanos los que valorarán este compromiso", añadió.

Por ello, insistió en que Esperanza Aguirre "no tiene razón" cuando dice que a la región madrileña se la ha tenido olvidada en los últimos seis años porque "hay una gran inversión". "Probablemente a la Comunidad le parezca insuficiente, pero hay una gran inversión", sentenció al respecto.

También se le cuestionó sobre qué siente cuando ahora la gente que hasta el momento se había dirigido a él como 'Pepiño' en tono de burla (la propia presidenta madrileña), ahora le llame José, y Blanco se limitó a decir que no era un tema para "comentarlo mucho" aunque subrayó que siempre se ha sentido "bastante" reconocido por su partido.

"Me he sentido bastante reconocido siempre pese a la dificultad de una persona de pueblo a abrirse camino en la villa y corte. Siempre me he sentido reconocido por los compañeros de partido en estos nueve años, y ahora pretendo sentirme (reconocido) por los ciudadanos", concluyó.