Canarias confía en mantener "la línea de consenso" con José Blanco al frente de Fomento

El consejero canario de Obras Públicas asegura que el Estado ha demostrado que carreteras, agua y transportes "son muy importantes"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 (EUROPA PRESS)

El consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández, confía en que las relaciones con el nuevo ministro de Fomento, José Blanco, mantengan "la línea de consenso" que han marcado la gestión del Ejecutivo socialista hasta el momento.

"Sabemos que las materias de competencia de esta consejería, carreteras, Transportes, Aguas y Puertos, son también muy importantes para el Gobierno del Estado", dijo Juan Ramón Hernández a Europa Press.

Explicó, que hasta el momento, "las relaciones entre ambos gobiernos son buenas". "Existe el diálogo fluido necesario en momentos de crisis. Como somos conscientes de que es imprescindible aunar esfuerzos, estoy convencido de que tendremos una relación muy provechosa para Canarias", subrayó el nacionalista palmero.

Reconoció, eso sí, que "nos encontramos ante un cambio de Gobierno del Estado con un corte más político que técnico". Precisó que la "línea de consenso del Partido Socialista a nivel de Estado está muy clara".

Hernández recordó en este sentido que en los últimos meses se ha trabajado 'en favor' de las islas "con con acuerdos concretos en temas muy importantes para el archipiélago".

Fruto de esta línea de trabajo, el próximo lunes se celebrará la primera reunión de la Comisión de Seguimiento del convenio de Obras Hidráulicas en donde Hernández y la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, celebrarán el primer encuentro tras la firma 'a distancia' del convenio 2008-2012 entre ambas administraciones.

A este respecto, Hernández explicó recientemente en el Parlamento de Canarias contenidos del documento sin recordar el proceso de negociación porque, según él, han sido menores las discrepancias sobre los contenidos y han influido mucho las situaciones políticas coyunturales.

"Sobre todo cuando el Gobierno de Canarias está convencido de que en todo momento se ha pretendido, y finalmente se ha logrado, algo que no es una concesión del Estado, sino un derecho reconocido por normas en vigor", indicó el responsable de Obras y Transportes.

UN CONVENIO PARA HUIR DE LA SEQUÍA

El principal avance que experimenta este convenio con respecto al anterior, se centra en que ahora se provoca una mayor aproximación al ciudadano, tanto en la mayor parte de las tareas y actividades relacionadas con las obras, desde su estudio previo o anteproyecto, como en la puesta en servicio.

En este sentido, Juan Ramón Hernández señaló que es un gran avance que la contratación y la dirección de las obras las instruye, ordena, impulsa y resuelve la Consejería de Obras Públicas y Transportes, incluyendo, las modificaciones del proyecto.

De la misma manera, la Comunidad canaria se encargará de las declaraciones de impacto ambiental. En el convenio anterior, la licitación y la contratación de las obras eran potestativas del Ministerio de Medio Ambiente y ello implicaba un mayor trámite administrativo.

Además, este convenio viene a "reforzar" la labor que el Gobierno de Canarias ha venido haciendo en las islas. "Mientras en otras zonas del Estado se viven alarmantes situaciones con motivo de la sequía, en Canarias hemos sabido escuchar a tiempo las voces de alarma y nadie duda hoy de que somos un referente mundial en la obtención del agua", recordó el consejero.

"En los últimos treinta años", dijo Juan Ramón Hernández, "hemos pasado de sufrir más que nadie la escasez, a contar con unos sistemas que nos han permitido completar el ciclo del agua. Hoy somos punteros en la obtención, en la depuración y en la reutilización del agua, no en vano, en el archipiélago se está reutilizando el 30 por ciento del agua ya consumida mientras que en La Península no se alcanza ni el 10 por ciento. Para mantener la situación creada y garantizar el abastecimiento para los canarios, era fundamental firmar el presente convenio, que pretende garantizar la disponibilidad de agua en los próximos diez años".