CATALUNYA.-Tresserras defiende la continuidad en Lleida de las obras que reclama Aragón

El obispo dice que tiene que obedecer a los tribunales eclesiásticos pero que "no sabe cómo" LLEIDA, 12 (EUROPA PRESS) El conseller de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras, defendió hoy la continuidad en Lleida de las obras de arte de La Franja en litigio, la mayor parte de las cuales se encuentran en el Museu Diocesà de Lleida. Tresserras respondió así al anuncio de la voluntad del presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, de emprender acciones penales para que retornen a Aragón las obras de arte sacro. Hizo estas declaraciones en rueda de prensa, donde dijo que los miembros del consorcio del Museu de Lleida no habían tratado las decisiones de los tribunales eclesiásticos que siempre han dado la razón al Obispado de Barbastro-Monzón en su reclamación de 113 piezas al Obispado de Lleida. El conseller dijo que estas sentencias corresponden a una visión del tema inspirada desde la posición del Obispado de Barbastro en las que no se han tenido en cuenta hasta ahora "suficientemente las alegaciones y las pruebas documentales presentadas desde el Obispado de Lleida". Como ha hecho en muchas ocasiones, Tresserras mostró la "buena disposición para hablar y encontrar una solución negociada que supere cualquier tipo de litigio o de disputa por parte del Consorcio del Museu de Lleida. "Creemos que hay varias vías para solucionar esta cuestión pero siempre y cuando se parta del reconocimiento de la legitimidad de las actuaciones que llevaron a la constitución de esta colección", afirmó. También se refirió a la reciente carta en la que el obispo de Lleida, Joan Piris, le pide permiso para entregar las obras, un documento al que Tresserras dijo que contestaría también por escrito. El obispo dijo haberse molestado porque se haya hablado en los medios de comunicación de su carta. "No sé por qué los contenidos de una carta personal se publican y trascienden. Me duele", y agregó que él debía obediencia a la Iglesia. "Yo tengo que obedecer lo que me manden; cómo, no lo sé", aseveró. Si finalmente el Gobierno aragonés recurre a los tribunales será la segunda vez que el conflicto religioso se discute en los juzgados. El juzgado de Instrucción número 4 de Lleida admitió a trámite el año pasado la demanda de la Asociación de Amigos del Museo para juzgar la propiedad basándose en el derecho de usucapción, la adquisición de una propiedad mediante la posesión pacífica continuada durante el tiempo previsto por la ley. El despacho de abogados Sapena sostiene que en virtud del derecho de usucapción se podría certificar la propiedad de las obras.