El Ayuntamiento asegura información "previa" a los afectados del parking de Manuel Arellano

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Gobierno municipal del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, aseguró hoy que los vecinos de los edificios de la calle Manuel Arellano afectados por los desperfectos derivados de la construcción de un aparcamiento subterráneo serán "previamente" informados de la puesta en servicio de la nueva infraestructura con motivo de la Semana Santa y la Feria de Abril, destacando la intensa "demanda" de plazas de estacionamiento en estas fechas.

En rueda de prensa, Maribel Montaño explicó que el área de Movilidad "contactará con los vecinos de forma previa" a la puesta en servicio de este aparcamiento subterráneo construido por Iniciativas Aparca y con capacidad para unas 500 plazas de estacionamiento, porque la "intención" del Ayuntamiento es activar la nueva infraestructura "a ser posible esta misma semana" dada la masiva afluencia de personas a la ciudad con motivo de la Semana Santa.

En ese sentido, trasladó el mensaje de que los desperfectos detectados en algunas viviendas de la calle Manuel Arellano serán "evaluadas de manera precisa" y el Ayuntamiento responderá ante aquellas incidencias "vinculadas" a las obras, que arrancaron en 2006.

El propio concejal de Movilidad, Francisco Fernández (PSOE), indicaba a Europa Press que, una vez comprobado que "todo estaba en orden" y que no se produciría "ningún tipo de indefensión por parte de ninguno de los titulares", la empresa Iniciativas Aparca comienza a poner en conocimiento de los clientes la posibilidad de hacer uso "inmediato" del aparcamiento.

El edil de Movilidad defendió que la corporación ha estado "desde el primer minuto" en un nivel de gestión con la empresa constructora para que presentara la documentación "referente no sólo a las características constructivas del aparcamiento que se acogen a pliego y reúnen los requisitos técnicos necesarios, sino también, velando por los intereses del resto de ciudadanos, con respecto a la reparación de daños que se pudiera haber producido a edificios anexos".

Las obras del aparcamiento, que se iniciaron en el año 2006, contaron con la dificultad añadida de la aparición de grietas y otros desperfectos en edificios anexos, lo que motivó su retraso y un conflicto entre residentes y Consistorio que llegó hasta los tribunales.

Los afectados por las obras del cercano aparcamiento presentaron en el Ayuntamiento hispalense una reclamación patrimonial cuya cuantificación, a falta de ser completada con los daños y perjuicios particulares de cada vivienda, asciende finalmente a 965.000 euros. En la reclamación están incluidos únicamente los daños estrictamente materiales, sin haber integrado los perjuicios morales de los vecinos, después de que las valoraciones y los criterios establecidos en un informe encargado por los propios afectados y realizado por el catedrático de Ingeniería del Terreno de la Universidad de Sevilla Antonio Jaramillo calificaran los desperfectos de "severos".