El bipartito de Barcelona y ERC aprueban la adjudicación definitiva de la atención domiciliaria

El contrato por 102 millones de euros debe permitir universalizar el servicio

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El Gobierno municipal de Barcelona consiguió hoy el apoyo de ERC para aprobar definitivamente la adjudicación del servicio de atención domiciliaria después de que el segundo teniente de alcalde de Acción Social y Ciudadanía, Ricard Gomà (ICV-EUiA), prometiera asumir las demandas de los republicanos en relación a la actuación del Ayuntamiento.

Se refieren a la cláusula 15 del pliego de condiciones, que trata del control del servicio. Gomà redactó un documento fuera del texto aprobado con demandas de ERC que debe pulirse y que incide en mejorar el sistema de control del Ayuntamiento, que ahora se hace por encuestas, y que este también forme a los cuidadores, según afirmó la concejal republicana Ester Capella.

Capella destacó que estas cuestiones no afectan a las empresas adjudicatarias. La aprobación se realizó en la Comisión de Acción Social y Ciudadanía con los votos en contra de CiU y PP. El mismo texto fue rechazado el mes pasado, cuando el propio Gomà retiró a última hora someterlo a votación en la misma comisión tras ver que no reuniría el apoyo suficiente para tirarlo adelante.

La adjudicación por 102 millones empezará a ser vigente el 1 de mayo y se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2011. En la zona 1 --distritos de Ciutat Vella y Sants-Montjuïc--, el servicio se adjudicó a la entidad Suara Serveis, en la 2 --Eixample, Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi-- a ABD, en la 3 --Gràcia, Horta-Guinardó y Nou Barris-- y la 4 --Sant Andreu y Sant Martí-- a Clece.

Gerard Ardanuy (CiU) y Gloria Martín (PP) acusaron al bipartito de actuar con poco rigor y poca transparencia, y criticaron que entidades y oposición no pudieran presentar alegaciones. Ardanuy lamentó adjudicar un contrato "como si fuera de 10.000 o 15.000 euros" y dijo que Gomà perdió "una oportunidad importantísima" de llegar a un acuerdo amplio y por unanimidad.

Gomà replicó que los proyectos han sido valorados con "una enorme rigurosidad técnica" y explicó que ahora el pliego se debe desplegar con un conjunto de protocolos, que serán "transparentes", aseguró. El teniente de alcalde afirmó que el contrato servirá para universalizar la atención domiciliaria, expresión de un modelo de bienestar, según dijo.

En la misma comisión, el PP presentó una proposición que sólo recibió el apoyo de CiU para convocar un nuevo concurso de atención domiciliaria con un aumento mínimo del 30 por ciento de presupuesto, garantizar un mínimo de dos horas diarias de atención y una nueva zonificación. Gomà advirtió de que no se puede convocar ya que se podría en riesgo la prestación del servicio.

ERC: RECHAZO DEL "NO POR SISTEMA"

El debate inicial sobre la aprobación de la adjudicación definitiva derivó en reproches mutuos entre oposición y bipartito. Capella (ERC) dijo que los republicanos no utilizan "el no por sistema", desmarcándose así de CiU y PP. El concejal popular y presidente de la comisión, Javier Mulleras, reclamó que retirara la afirmación "en defensa de la honorabilidad" de los concejales.

Carles Martí (PSC) dijo que el Gobierno municipal está harto de que desde la oposición se ponga "sombra de duda sobre todo y se den lecciones de transparencia". Advirtió de que el Consistorio tiene sus procedimientos establecidos y que "se adecúan a derecho".