El Gobierno de Panamá aprueba fondos para los salarios de los trabajadores bananeros

  • Panamá, 16 abr (EFE).- El Gobierno de Panamá aprobó 670.000 dólares para cubrir los sueldos de los 2.500 obreros de una cooperativa bananera subsidiada por el Estado, mientras sigue paralizada la producción de la fruta en el Pacífico panameño.

El Gobierno de Panamá aprueba fondos para los salarios de los trabajadores bananeros

El Gobierno de Panamá aprueba fondos para los salarios de los trabajadores bananeros

Panamá, 16 abr (EFE).- El Gobierno de Panamá aprobó 670.000 dólares para cubrir los sueldos de los 2.500 obreros de una cooperativa bananera subsidiada por el Estado, mientras sigue paralizada la producción de la fruta en el Pacífico panameño.

El ministro de Desarrollo Agropecuario, Olmedo Espino, dijo hoy a Efe que dicha partida extraordinaria cubrirá los costos de planilla de abril, apoyo que asciende a más de dos millones de dólares en lo que va de 2009.

"Todos los meses hay que hacer un ejercicio similar a éste para cubrir los costos de planilla, aunque en esta ocasión aumentó debido a que también se cubrirá el primer pago de la partida del decimotercer mes" de salario de que gozan los panameños, añadió.

Señaló que se realizan los esfuerzos para reactivar la actividad bananera en Puerto Armuelles, distrito de Barú, provincia de Chiriquí, aunque la situación es muy difícil y actualmente solo se realizan trabajos de mantenimiento de las infraestructuras.

Sin embargo, indicó que se analizan varias propuestas para definir una empresa que explote el banano en la región, con el propósito de hacer rentable la operación y se solucionen los problemas sociales en la región.

La Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (Coosemupar), dedicada al cultivo de la fruta desde 2003, entró en problemas porque "el costo de producción de la caja de banano era superior al precio que pagaban por ella, lo que significa que mientras más se producía, más se perdía", agregó Espino.

El Gobierno analizó en enero pasado propuestas de varias empresas para reactivar la producción bananera paralizada por los problemas financieros de la cooperativa y las plagas, pero al final no se llegó a acuerdos con ninguna de ellas.

La operación financiera es dirigida por el Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (Ipacoop), cuyo objetivo no es vender las tierras, sino arrendarlas o crear una sociedad, en la que también participarían los miembros de Coosemupar.

La cooperativa administra en la región fronteriza con Costa Rica, en el litoral Pacífico, unas 3.000 hectáreas para la explotación del banano, que desde 2008 subsidia el Gobierno a raíz de sus problemas financieros.

También se ha pensado diversificar los cultivos, sembrando palma aceitera en otras 3.000 hectáreas que la cooperativa tiene sin uso en el mismo sector, y para lo que ya existe una propuesta de la Empresa Extractora de Barú, S.A. (Ebasa).

La producción de las doce fincas bananeras de Coosemupar y sus exportaciones se mantienen paralizadas desde hace siete meses y arrastran pérdidas por más de 20 millones de dólares, provocadas sobre todo por las plagas de sigatoka negra.

La cooperativa afronta además una deuda de más de 30 millones de dólares con acreedores como el Banco Nacional de Panamá y la Caja de Seguro Social, entre otros.

En los primeros once meses de 2008, desde el Pacífico panameño se exportaron 5,5 millones de cajas de banano, 20 por ciento menos que en 2007, según cifras oficiales.

En marzo de 2008, la bananera estadounidense Chiquita Brands abandonó el monopolio para la comercialización de la fruta del Pacífico panameño, donde está el grueso de las plantaciones del país, y la transfirió a los trabajadores de las fincas que se agruparon en la Coosemupar.

La trasnacional mantiene aún un trato de compra en exclusividad con las fincas bananeras del Atlántico panameño.