El MARM aprueba la declaración de impacto ambiental de la variante de Potes, que opta por la alternativa oeste

Ibáñez destaca que se ha tenido en cuenta tanto la opinión del Ayuntamiento como de la Dirección General de Carreteras

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM) ha aprobado la declaración de impacto ambiental del proyecto de la variante de Potes, en la N-621, de León a Santander, optando por la alternativa oeste, por ser la de menor impacto ambiental.

Esta alternativa cuenta con el informe favorable del Ayuntamiento de Potes, que la considera como la más lógica por dar solución integral a la circunvalación del municipio, es más favorable el saldo de materiales sobrantes y tiene menor incidencia visual e impacto ambiental desde el conjunto histórico de Potes.

También para la Dirección General de Carreteras es la mejor alternativa desde el punto de vista técnico y ambiental, en base a las consultas y alegaciones recibidas, informó la Delegación del Gobierno en Cantabria.

Tras la publicación hoy de la declaración de impacto ambiental (DIA) en el Boletín Oficial de Estado (BOE), el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez, explicó que ahora se publicará inmediatamente el Estudio Informativo de la obra, para posteriormente redactar el proyecto, sacarlo a licitación y adjudicar la construcción de la variante.

Ibáñez destacó la importancia de la declaración ambiental, un trámite "fundamental" que, además, opta por la alternativa sugerida tanto por el Ayuntamiento de Potes como en las alegaciones.

La DIA ha resuelto que siempre y cuando se autorice en la alternativa y en las condiciones señaladas en la misma, que se han deducido del proceso de evaluación, quedará "adecuadamente protegido" el medio ambiente y los recursos naturales.

Ibáñez destacó que esta "importante obra" para Potes y la zona de Liébana se justifica por la "saturación" de tráfico que sufre el centro urbano de Potes, especialmente en épocas vacacionales, y su construcción facilitará la circulación de viajeros y la seguridad ciudadana.

MEDIDAS PREVENTIVAS Y CORRECTORAS

La DIA establece que se tomarán las medidas preventivas y correctoras indicadas en el Estudio de Impacto Ambiental, tanto en la fase de construcción como en la de explotación, en especial las relacionadas con la prevención de impacto por las obras, la protección del sistema hidráulico (de forma especial el río Deva y su afluente el Quiviesa atravesados por la infraestructura); la protección acústica (de forma puntual) y la protección del paisaje mediante vegetación adecuada a su entorno.

Para evitar los impactos sobre la fauna durante la fase de construcción, se planificarán los periodos de actuación para no coincidir con las épocas de reproducción y se construirán los pasos de fauna y cerramientos, que faciliten la movilidad de la misma, así como medidas relacionadas con dispositivos de protección.

Se asegurará la continuidad de la red viaria y los caminos de acceso a las parcelas afectadas y en ningún caso se producirá su interrupción como consecuencia de la ejecución de las obras. En la ejecución del proyecto se deberá fomentar el uso de betunes modificados con caucho y/o mejorados con caucho procedentes de neumáticos fuera de uso.