El PP contradice a Caride y dice que Feijóo no adjudicó "ni un euro" para obras mientras fue vicepresidente en funciones

Reprueba el "claro ejercicio de deslealtad" de la conselleira en funciones, a quien acusa de querer "vaciar deliberadamente la caja" SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 (EUROPA PRESS) El diputado electo del PPdeG Agustín Hernández aseguró hoy que el actual líder del partido, Alberto Núñez Feijóo, no adjudicó "ni un solo euro" para obras públicas cuando fue vicepresidente en funciones --al término de la pasada legislatura-- y lamentó que la actual conselleira de Política Territorial, María José Caride, además de hacer las cosas "como no se debe", intente "desviar la atención" de su "mala praxis". A través de un comunicado, el popular replicó de este modo a Caride, quien hoy denunció que el futuro presidente de la Xunta "colocó primeras piedras en terrenos que no estaban expropiados" y que "firmó convenios por más de 12 millones de euros el día que el Gobierno bipartito tomaba posesión". Frente a las acusaciones de la socialista, Hernández elogió la actitud de Feijóo cuando el Gobierno Fraga estuvo en funciones, periodo en el que "no adjudicó obras", y comparó esto con el comportamiento de Caride. "Desde que está en funciones está tramitando adjudicaciones por más de 130 millones de euros en obras de carreteras", reprochó, y a esto añadió que Política Territorial también esté aprobando modificados de obras y proyectos complementarios que no corren urgencia alguna". PARALIZAR LAS ADJUDICACIONES MASIVAS Ante este, el diputado popular reprobó que a Caride "le entren ahora las prisas" después de haber mantenido la Consellería "con retrasos" durante toda esta legislatura. A su entender, esta actitud es "lamentable" y de ella responsabilizó también al presidente de la Xunta en funciones, Emilio Pérez Touriño, por "permitirlo en contra de lo que defendía cuando estaba en la oposición". Según su interpretación, el objetivo de la conselleira es "vaciar deliberadamente la caja" para "hipotecar" al futuro Gobierno. "Es un claro ejercicio de deslealtad", espetó, por lo que exigió que se paralicen de forma "inmediata" estas "adjudicaciones masivas". También acusó a los socialistas de usar la Xunta para "insultar" y "calumniar" al Partido Popular. "No se puede estar en misa y repicando", resolvió.