Torrelavega

Para que discurra por la cara norte de Peña Cabarga

SANTANDER, 13 (EUROPA PRESS)

La Comisión de Peticiones de la Unión Europea (UE) acogerá el próximo jueves, 16 de abril, un debate sobre la propuesta de Izquierda Unida de modificar el trazado de la autovía Solares-Torrelavega para que discurra por la cara norte de Peña Cabarga, en lugar de por la cara sur.

Así lo anunciaron hoy, en rueda de prensa, el eurodiputado de IU Willy Meyer y el coordinador general de este partido en Cantabria, Jorge Crespo, quien aseguró que el trazado de la autovía a su paso por la localidad de Penagos "incumple toda la normativa" europea relacionada con el medio ambiente, ya que el estudio de impacto ambiental data del año 1993 por lo que está "caduco".

Por ello, opinó que deberían paralizarse las obras de la autovía ya que cuando se diseñó el trazado "no se valoró" el humedal de La Llama o la fuente de Casares --que serán "destruidas"--, ni la iglesia de Casares, que se sitúa a 20 metros del trazado, entre otros aspectos.

Además, Crespo se refirió al derribo de casas que se acometerá a lo largo de este trazado, demolición que contrasta con el incremento de población que se ha registrado en la zona. Por todo ello, consideró que es "el momento" de hacer otro estudio de impacto ambiental y otro trazado, para que la autovía "no pase" por la cara sur de Peña Cabarga, sino por la ladera norte.

Se trata de un asunto en el que IU de Cantabria ha trabajado "codo con codo" con el eurodiputado Willy Meyer, quien confió por su parte en que tras el debate de su petición en la UE se pueda hacer "algo lógico". Defendió así la construcción de la autovía pero haciendo "compatible" la obra pública con el respeto por el medio ambiente y evitando "intereses inconfesables", entre los que descartó la corrupción urbanística al tiempo que apeló a que el interés general prevalezca sobre los particulares.

"CURIOSO BAILE"

En este sentido, Crespo destacó el "curioso baile" que se ha producido en torno a esta infraestructura, ya que su tratado ha sido modificado en función de los partidos políticos que han estado al frente del Gobierno (el PSOE ha apostado por que discurriera por la cara sur de Peña Cabarga mientras que el PP abogó durante su mandato por la cara norte).

Por último, Meyer destacó que el Estado español ha sido en los últimos cinco años "uno de los más sancionados" por "vulneración" de directivas europeas debido, según dijo, a una política económica que "apostó por el ladrillo" y que ha hecho un "daño inmenso" al empelo y a la sostenibilidad medioambiental.