Torrijos crea un Consejo para gestionar 1.110 millones de estímulo económico

  • Panamá, 10 feb (EFE).- El Presidente de Panamá, Martín Torrijos, creó hoy el Consejo Directivo del Programa de Estímulo financiero, que tendrá como objetivo administrar 1.110 millones de dólares destinados a prevenir el impacto de la crisis financiera mundial en Panamá.

Torrijos crea un Consejo para gestionar 1.110 millones de estímulo económico

Torrijos crea un Consejo para gestionar 1.110 millones de estímulo económico

Panamá, 10 feb (EFE).- El Presidente de Panamá, Martín Torrijos, creó hoy el Consejo Directivo del Programa de Estímulo financiero, que tendrá como objetivo administrar 1.110 millones de dólares destinados a prevenir el impacto de la crisis financiera mundial en Panamá.

El Secretario de Comunicación del Estado, Erich Rodríguez Auerbach, informó hoy en nota de prensa que el Consejo adoptará "las políticas públicas oportunas para prevenir o contrarrestar el efecto de la crisis financiera en Panamá".

La permanencia o duración de las funciones de este consejo será de carácter temporal y su prolongación dependerá de las circunstancias relacionadas con la crisis que amenaza a la economía y al sistema financiero.

El Consejo Directivo quedó integrado por Juan Ricardo De Dianous, Gerente General del Banco Nacional de Panamá, y Juan Russo, Gerente de Riesgo de la misma entidad bancaria, en representación del sector Público; y José Díaz Seixas, Montague Belanger y el ex presidente Ricardo De La Espriella, en representación del sector privado.

El portavoz presidencial apuntó que la decisión se enmarca dentro del programa de apoyo financiero del Gobierno a los distintos agentes económicos que sean clientes de bancos de la localidad y que requieran fondos para afrontar las dificultades económicas, sobretodo las de acceso al crédito.

El pasado 21 de enero el presidente de Panamá anunció que el Programa de Estímulo Financiero (PEF) contaría con 1.110 millones de dólares procedentes de la Corporación Andina de Fomento (CAF), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del propio Banco Nacional de Panamá (BNP).

Estos recursos, se dijo, estarían disponibles y serían administrados por el BNP mediante un fideicomiso para otorgar créditos a instituciones bancarias y financieras que operan en el país, que a su vez las deberán utilizar para otorgar créditos a sus clientes de acuerdo a sus estándares normales.