Andalucía ante las comuniones

El total de los accesorios pueden llegar a sumar un coste de 335 euros, mientras que el vídeo de 30 minutos ronda los 242 euros

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

"Suplir la falta de dinero con esfuerzo e ingenio" es una de las recomendaciones de UCE-Andalucía para hacer frente al gasto que suponen las comuniones para las familias andaluzas, indicando que para esto, las amas de casa son "grandes gestoras".

Fuentes de UCE-Andalucía aseguraron a Europa Press que las amas de casa "tienen una gran capacidad y conciencia del dinero que tienen, de lo que se pueden gastar y de cómo hacer 'encajes de bolillos' con presupuestos realmente mínimos".

UCE indicó que "la celebración de la Primera Comunión puede suponer todo un reto para las economías familiares", ya que esta ceremonia lleva a las familias a realizar una serie de gastos "que alcanzan, de media, los 3.600 euros", según datos facilitados por la unión de consumidores. "El traje, los regalos, pero sobre todo el banquete, constituyen los gastos principales de las comuniones".

En este sentido Rosa Román, una de las madres que este año hicieron frente al gasto que supone este evento religioso, indicó que podemos ahorrar alrededor de unos 2.000 euros en los gastos de las comuniones pero siempre "buscando mucho los precios", y aseguró que "los preparativos comienzan cuando se sabe el día en que el niño hará la comunión. Es entonces cuando hay que comenzar a buscar el local o el salón en el que celebrarla porque de otro modo te quedas sin sitio".

Aunque Rosa Román considera que el banquete debe elegirse antes que nada, UCE-Andalucía cree que normalmente lo primero que se elige es el traje, que varía en precio respecto a si es para niñas, "cuyo coste medio es de 286 euros", o si es para niños, cuyo precio oscila entre los 150 y los 190, según si es de marinero o de almirante, el más caro. En ambos casos, UCE-Andalucía recomienda "optar por un traje o vestido de calle" que podrá ser usado de nuevo y amortizar esta inversión, que supone unos 145 euros de media.

Otro de los gastos a tener en cuenta corresponde a los accesorios como guantes, Biblia o rosario, entre otros, que suponen una partida de gastos que oscila entre los 264 y los 335 euros. Asimismo, tampoco suelen faltar elementos recordatorios.

De este modo, Rosa Román aseguró que entre estampitas de comunión, fotografías, golosinas para los más pequeños y el típico regalo de recuerdo que se le ofrece a los invitados "se va un buen pellizco", por lo que ofreció como solución a los altos precios acudir a almacenes de mayoristas a los que también puedan acceder particulares. Asimismo, estas empresas ven incrementados sus ingresos en el mes de mayo con respecto a otros meses del año, según datos recabados por Europa Press.

Para el reportaje fotográfico Román aconsejó que las fotografías sean tomadas por algún conocido. "Nosotros hicimos las fotos por nuestra cuenta, luego al niño le hacía ilusión tener la foto con el rosario y fuimos a un estudio, pero encargamos sólo las mínimas con lo que nos salió por 70 euros", aseguró.

Según datos de UCE, el coste medio de cada fotografía es de cuatro euros. De este modo el gasto total dependerá del número de fotografías que encargue la familia, si se realizan sólo fotos de estudio o bien si se encarga un reportaje adicional durante la celebración, que suele ser habitual. Algunas familias incluyen también la realización de un vídeo cuyo coste medio por 30 minutos de grabación es de 242 euros.

MENÚS PARA TODOS LOS BOLSILLOS

Aunque los gastos no son pocos, la mayor partida del presupuesto se la lleva el banquete. Los menús más baratos de la empresa hostelera sevillana Casa Robles se establecen en unos 40,50 euros para adultos, 30 euros para niños y para los adolescentes unos 35 euros, lo equivalente a un menú medio. "Ahí incluimos todo tipo de juegos, magos, castillos, animadores, palomitas de maíz e incluso servicio médico, de asistencia permanente con ambulancia incluida", recordó el propietario Pedro Robles, indicando también que "el menú básico se diferencia en el tipo de platos sobre otro menú o en la cantidad de aperitivos", pero no se escatima en calidad.

En relación a la situación económica, Robles aseguró que a pesar de la crisis las comuniones se siguen celebrando en los salones "pero sí es verdad que a lo mejor se celebran con menos personas, la gente recorta un poquito para que no se les dispare, al contrario que antes que había más alegría". Asimismo dijo que ahora "la gente no se va a unos menús muy caros, sino que busca otros algo más cortitos de precios".

En este sentido, UCE-Andalucía recomienda realizar una merienda o comida familiar, a ser posible en casa, con un número de invitados reducido, y recordaron que "la celebración de una comunión no debe convertirse en una boda". De esta forma, alertaron de que el hecho de "decantarse por un menú o por otro puede llevar a ahorrar mucho dinero".

Por otro lado, Rosa Román indicó que para las familias, la mejor forma de afrontar los gastos de la Primera Comunión en época de crisis económica, sin dejar de lado el convite como tal, es alquilar un local cuyo gasto ronda los 400 euros y contratar "la comida, bebida, servicios de cubiertos y el mobiliario necesario", que para unas 100 personas rondaría los 1.100 euros.

UCE aseguró que "en situaciones críticas el ingenio suple la capacidad adquisitiva", este es el caso de Rosa Román que compartió atracciones y mago con "la comunión que se celebraba en el local de al lado" ya que ella contrató el mago y en la otra celebración habían contratado el castillo hinchable, por lo que coincide con la alternativa que ofrece UCE para quienes "una de las soluciones puede ser hacer celebraciones conjuntas y así compartir gastos".

MANUAL DE CRISIS

UCE-Andalucía redactó un pequeño manual para afrontar la crisis ante la proximidad de las comuniones, de esta forma estableció un listado con algunos consejos que comienzan por "elaborar un presupuesto previo acorde con las posibilidades económicas familiares y ceñirse a él todo lo posible". De esta forma explican que "se pueden evitar excesos y endeudamientos innecesarios".

Asimismo, la unión de consumidores recomendó "introducir en el presupuesto los gastos previstos y un margen para posibles añadidos" y sugirió no dejarse influir por los reclamos publicitarios ni por el consumismo "cada vez más presente en este tipo de celebraciones".

También indicó que para ahorrar es muy conveniente comparar precios en distintos establecimientos, adquirir cada artículo necesario en la tienda más económica y no realizar toda la compra en un mismo establecimiento, así como valorar la relación calidad-precio en todos los productos y servicios.

Reservar el banquete con antelación, fue otro de los consejos que UCE ofreció en su manual, "así habrá más posibilidades de elección del establecimiento y de encontrar un precio más asequible".

Finalmente, y no por ello menos importante, destacaron que no es bueno "recurrir a créditos rápidos ya que aumentarán el endeudamiento familiar".