Economía.-La confianza del consumidor alemán se mantiene fuerte, "pese a la cantidad de información negativa" que recibe

NUREMBERG, 26 (EUROPA PRESS) El instituto alemán GFK publicó hoy los datos de marzo del estudio sobre la confianza de los consumidores, que se realiza todos los meses desde 1980, y que pone de manifiesto que a pesar de la cantidad de información negativa que les llega sobre la situación económica, se ha mantenido prácticamente sin cambios. Tras el aumento del mes pasado, las previsiones económicas y de ingresos se han reducido ligeramente este mes, pese a lo cual la propensión a comprar permanece a un buen nivel este mes. El indicador de confianza prevé un valor de 2,4 puntos para abril, tras el valor revisado de 2,5 puntos de este mes, lo que supone que se mantiene fuerte. Así, con el pesimismo reinante en las previsiones para la producción y las exportaciones, "el ambiente consumista apenas experimentará pérdidas mínimas en abril", desveló el sondeo, realizado en nombre de la Comisión Europea sobre una muestra de 2.000 personas. Las expectativas económicas de Alemania se han reducido 4,9 puntos, una caída que casi iguala la subida del mes anterior y que coloca el indicador en -32.8 puntos. Sin embargo, el GFK cree que "los consumidores siguen viendo pocos motivos para abandonar el pesimismo, y el temor de perder su empleo está empezando a aparecer", aunque de momento esto no parecer contrarrestar el efecto positivo del segundo paquete de estímulo económico impulsado por el Gobierno alemán. En cuanto a las expectativas de ingresos, se mantuvieron estables en marzo --apenas una reducción de 0,4 puntos-- tras caer 10 puntos en febrero. En este sentido, tuvieron un efecto positivo el bajo ritmo de la inflación, el descenso de los precios de los alimentos y los bajos precios de la energía, que han fortalecido el poder adquisitivo de los consumidores alemanes. No obstante, el GFK advierte de que la previsión de que se reduzca el indicador de la confianza en 0,1 puntos en abril significaría el fin de la tendencia alcista de este dato desde octubre del pasado año. De cara al futuro a medio plazo, la institución cree que el desarrollo del ambiente consumista alemán "dependerá considerablemente del mercado laboral". Así, "si el desempleo aumenta más allá de las previsiones a lo largo del año, será un inconveniente a considerar para la confianza de los consumidores".