Facua demanda a la Generalitat que "imponga" la devolución del dinero cobrado de más en las facturas de la luz

VALENCIA, 19 (EUROPA PRESS) Facua-Consumidores en Acción apremió hoy a la Generalitat valenciana a que "imponga" la devolución del dinero cobrado en las facturas de la luz emitidas en enero y febrero, al haberse aplicado las tarifas vigentes desde comienzos de año a energía consumida a finales de 2008, según indicó la organización en un comunicado. La asociación indica al Gobierno autonómico y las otras diez comunidades que aún no han dictado resoluciones obligando a refacturar que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha emitido un informe en el que les recomienda "que impongan las medidas solicitadas por Facua". El informe de la CNE se enmarca en el expediente informativo abierto por el organismo a raíz de la denuncia presentada por la organización el pasado 28 de enero, según explica el comunicado. La organización se dirigió entonces tanto a la Comisión como al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y posteriormente denunció las "graves irregularidades" cometidas por el sector ante las autoridades de Industria y Consumo de las comunidades autónomas. Según añadió, seis gobiernos autonómicos, los de Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña y Extremadura, "han aprobado ya resoluciones por las que instan a las eléctricas a la refacturación para que devuelvan a los usuarios las cantidades cobradas de más, decenas de millones de euros, según las estimaciones de Facua". Asimismo, agregó que el Govern balear "también ha abierto un expediente sancionador a Gesa Endesa por haber facturado de forma indebida, medida que Facua espera que adopten también otras comunidades". El informe que la CNE va a remitir a los gobiernos autonómicos indica los criterios que, en su opinión, deben utilizarse para evaluar las actuaciones llevadas a cabo por las eléctricas en la facturación mensual, con el objetivo de que, "si lo estiman oportuno, [las comunidades autónomas] comuniquen a las empresas distribuidoras que, a juicio de la CNE, todas las facturas que no se han realizado conforme a ellos, deben de ser realizadas de nuevo procediéndose a la liquidación a los consumidores de las cantidades resultantes". En relación a los "cobros irregulares" que se han producido en enero y febrero, al repercutir las tarifas vigentes desde comienzos de año a energía consumida a finales de 2008, la CNE señala que "si en un periodo de facturación, ya esté basada dicha facturación tanto en consumos estimados como en consumos reales, se produzca una modificación en los precios de la tarifa aplicable, se prorratearán los consumos estimados o reales, según el caso, por el número de días en los que es aplicable cada uno de tales diferentes precios", subrayó, y destacó que las eléctricas no han seguido este protocolo.