Jaén.- La confianza empresarial en el cuatro trimestre de 2008 cayó de "forma considerable" hasta los -32,16 puntos

JAÉN, 16 (EUROPA PRESS) La confianza de los empresarios jiennenses registró en el cuarto trimestre del año pasado un nuevo retroceso, de modo que según el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) presentado hoy por la Cámara de Comercio e Industria de Jaén descendió "de forma considerable" hasta alcanzar niveles negativos, con -32,16 puntos. Así lo explicaron en rueda de prensa el presidente y el gerente del citado organismo, Ángel Martínez Villén y José Antonio Miranda, respectivamente, quienes destacaron que con este estudio estadístico no se ofrecen soluciones sino que se pone sobre la mesa, de una manera rigurosa, la realidad del sector. "Esto son datos concretos, extraídos de encuestas realizadas a casi 600 empresas de la provincia sobre cómo sienten las empresas que les ha ido y como presienten que les irá, por tanto, se trata tanto de la realidad como de las expectativas que tienen", señaló Miranda. En este sentido, comentó que el ICE se situó en los -32,16 puntos en los tres últimos meses de 2008, lo que indica retroceso en la actividad, debido a la suma de distintas variables. Así, el 58,18 de las empresas vio reducido su cifra de negocio, mientras que 24,12 recortó el número de trabajadores con contrato y el 26,48 por ciento bajó los precios de venta. Igualmente, el 14,17 por ciento redujo la inversión y un 50 por ciento, las exportaciones. Así las cosas, el gerente de la Cámara de Comercio explicó que el Indicador de Confianza Empresarial del cuarto trimestre constata un empeoramiento con respecto al trimestre anterior, cuando se situó en el -26 por ciento, y hace malas las perspectivas que los empresarios tenían, ya que entonces creían que el ICE presentado hoy estaría en el -21 por ciento y finalmente ha caído hasta el -32,16 por ciento. En el estudio los empresarios también pusieron de manifiesto los principales obstáculos que se encuentran y que limitan su actividad, siendo el principal la debilidad de la demanda, señalada por un 69,64 por ciento de las empresas, seguido de las dificultades de financiación o de tesorería. La encuesta fue realizada a 593 empresas de la provincia jiennense y la muestra fue seleccionada para un nivel de confianza del 94 por ciento con un margen de error del cuatro por ciento. Por otro lado, Miranda se refirió al censo real de empresas gracias a los datos trasladados por la Agencia Tributaria a la Cámara sobre altas y bajas en Hacienda. Según este indicador, la provincia experimentó durante 2008 un ascenso del 0,79 por ciento en lo que a las actividades se refiere, ya que hubo 6.143 altas y 5.840 bajas, con lo que la variación fue de 303 actividades más. Todos los sectores registraron un movimiento positivo, salvo la construcción y el comercio, en los que las actividades se redujeron en un 3,86 y un 0,38 por ciento, respectivamente. De la misma forma, analizó los datos desde el punto de vista del número de empresas, un ámbito en el que también se obtuvo un leve crecimiento del 0,55 por ciento. En cualquier caso, el comportamiento no fue el mismo entre los autónomos, donde el año pasado "se quedaron en el camino" 186 empresas, que entre las sociedades, que cerraron el ejercicio con un aumento de 367.