UCE-Andalucía muestra su "inquietud" ante el traslado de las competencias de Consumo a Salud

Etiquetas

Apuesta por que se incluya dentro de Economía y recuerda que de Consumo hay casos como el fraude filatélico o las telefónicas SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS) La Unión de Consumidores UCE-Andalucía mostró hoy su "inquietud y preocupación" por el traslado de las competencias en materia de Consumo desde la Consejería de Gobernación, donde se ubicaban hasta ahora, hasta la Consejería de Salud. En una nota, UCE-Andalucía justificó su preocupación tras sostener que el departamento que dirige María Jesús Montero tiene "grandes dimensiones e importantísimas prioridades", por los que mostró su temor a que las políticas de consumo "puedan quedar muy diluidas". A juicio de esta organización de consumidores, en el actual contexto de crisis económica resulta "fundamental reforzar las políticas de consumo para aumentar las garantías de los consumidores, pieza clave en la solidez y la seguridad del mercado". Por ello, consideró que dichas políticas "deberían ser incluidas en las competencias de una Consejería de carácter transversal, como hasta ahora se hacía en Gobernación". "En reiteradas ocasiones UCE-Andalucía ha propuesto que el consumo se incluya dentro de la Consejería de Economía, atendiendo al carácter de agente económico y social de las organizaciones de consumidores", defendió esta organización, para quien en la actualidad las políticas de consumo "van mucho más allá de los aspectos relacionados con la seguridad de productos y la protección de la salud". TEMAS CON ENTIDAD PROPIA E INSTITUTO ANDALUZ DE CONSUMO Así, recordó que casos como "el fraude filatélico, los abusos de las telefónicas o los excesos en las facturas eléctricas" son unos temas que tienen "entidad propia y diferenciada", por lo que solicitó que "se reconozca dicha sustantividad e importancia en su nueva ubicación, ampliando la denominación de la Consejería para que se titule Consejería de Salud y Consumo". Asimismo, UCE-Andalucía dijo "dar por sentado que, con independencia de las decisiones que finalmente se tomen, se mantendrá la existencia de una Dirección General específica". Finalmente, recordó que lleva años pidiendo la creación del Instituto Andaluz de Consumo, que pondría a Andalucía "en igualdad de condiciones con el resto de las autonomías españolas".