Unos 741.000 andaluces podrán beneficiarse del bono social de Industria que congela el recibo de la luz hasta 2012

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

Alrededor de 741.000 andaluces podrían contar con sus recibos de la luz congelados hasta 2012 al beneficiarse de la nueva tarifa eléctrica reducida o 'bono social' para potencias contratadas inferiores a tres kilovatios (kW), de acuerdo al Real Decreto Ley desarrollado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y aprobado el día 30 de abril en el Consejo de Ministros.

Según la información facilitada por Endesa a Europa Press, en la Comunidad andaluza existen unos 741.000 clientes que cuentan con contratos relativos a consumos inferiores a tres kilovatios, por lo que son potenciales beneficiarios de esta bonificación en la factura eléctrica, que será financiada por las empresas titulares de instalaciones de generación y que cubrirá la diferencia entre la nueva Tarifa de último Recurso (TUR) y una tarifa de referencia que se llamará tarifa reducida.

En este sentido, el bono se aplicará de forma automática a las potencias inferiores a tres kilovatios en la primera residencia, lo que supone unos cuatro millones de personas. Además, también se cuentan con beneficiarios de esta tarifa a los perceptores de pensiones mínimas, las familias numerosas y los hogares con todos los miembros parados, que deberán solicitar su acogimiento a esta modalidad.

En total, cinco millones de hogares y 14,5 millones de personas podrán beneficiarse de esta medida, cuyo coste asumirán las compañías eléctricas como parte de su acuerdo con el Ministerio de Industria para poner fin al déficit de tarifa.

Este déficit surge de los costes reconocidos de generación de las compañías eléctricas menores a sus ingresos y que ha crecido desde 2000 hasta generar una deuda de 16.000 millones, de los que quedan por pagar 14.000 millones. Este déficit, que pagan los consumidores a través de la tarifa, ha sido desde hace meses objeto de negociaciones entre Industria y las eléctrica.

En virtud del acuerdo final con las compañías, el Gobierno avalará en 2009 hasta 10.000 millones de euros del déficit tarifario pendiente de titulizar, y los Presupuestos Generales del Estado (PGE) asumirán gradualmente hasta 2012 los costes de producir electricidad en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, valorados en 1.300 millones.

El Gobierno sostiene que el decreto aprobado para resolver el déficit tarifario garantiza la sostenibilidad del sistema eléctrico y articula mecanismos de protección para los consumidores más vulnerables.