Tussam espera mantener las catenarias en el centro al menos tres años pese a las previsiones de CAF

SEVILLA, 31 (EUROPA PRESS) El vicepresidente y el gerente de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), Guillermo Gutiérrez y Carlos Arizaga respectivamente, coincidieron hoy en que el tranvía no gozará de unidades con autonomía suficiente para funcionar sin catenarias hasta al menos tres años pese a que Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) prevea tal extremo para 2010, advirtiendo de que los "grandes perjudicados" del desmantelamiento del sistema de alimentación del tranvía con motivo de la Semana Santa son los 15.000 usuarios diarios que acceden a la Plaza Nueva a través de él. En rueda de prensa, Guillermo Gutiérrez aludió al avance cosechado por el departamento de Investigación y Desarrollo (I+D) de la planta de Zaragoza de CAF, que el pasado mes de enero desarrollaba un sistema de almacenamiento de energía que permite la circulación de un tren ligero o tranvía sin la necesidad de que exista un tendido eléctrico de alimentación o catenaria. Si bien la empresa, que suministra el material móvil del tranvía sevillano junto a Santana Motor, fijaba en marzo de 2010 la instalación de este nuevo sistema de alimentación, el vicepresidente de Tussam advirtió de que tal innovación no será implantada "antes de tres años". Dada la polémica surgida en cuanto a las catenarias y las reclamaciones de las cofradías y hermandades de la Semana Santa en cuanto a que la céntrica avenida de la Constitución luzca sin cableado durante estos días, Guillermo Gutiérrez rememoró que en el pasado la ciudad ha conocido "Semana Santa con catenaria", en alusión al funcionamiento del antiguo tranvía. "Se puede tener Semana Santa con catenaria", dijo. En ese sentido, y después de que el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), accediera a ordenar el desmantelamiento del cableado en la avenida de la Constitución pese a haberlo descartado inicialmente ante las peticiones de las cofradías, el vicepresidente de Tussam advirtió de que el Metrocentro no funcionará en durante "20 ó 21 días", por lo que los "grandes perjudicados" de esta medida son los cerca de 15.000 usuarios que cada día acceden a la Plaza Nueva a través del tranvía.