El Gobierno reduce el gasto, pero dispara el déficit público hasta 6.553 millones


El déficit del Estado hasta el mes de abril fue de 6.553 millones de euros, el 0,60% del Producto Interior Bruto (PIB), debido sobre todo a una “pérdida de ingresos importante” para las arcas de la Administración central, según avanzó hoy el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña. Este déficit, medido en términos de contabilidad nacional, contrasta con el superávit de 9.123 millones registrado en el mismo periodo del año anterior.

En los últimos doce meses, el gasto público se ha disparado con un extra de 15.000 millones de euros, que se debe también, según Ocaña, al impacto muy relevante de las medidas adoptadas por el Gobierno para afrontar la crisis, como el incremento de los subsidios, el adelanto de las devoluciones del IVA y los mayores aplazamientos en el pago de impuestos, así como por la rebaja fiscal de 400 euros en el IRPF. En términos de caja -que computa los ingresos y los gastos cuando se efectúan, no cuando se comprometen- el Estado tuvo un saldo negativo de 8.467 millones de euros, frente al superávit de 8.376 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

Recorte presupuestario de 2.500 millones entre febrero y marzo

El Consejo de Ministros aprobó el 14 de mayo un acuerdo de no disponibilidad de créditos por importe de 1.000 millones de euros en el Presupuesto del Estado para 2009, tal y como comprometió el pasado martes el Presidente del Gobierno en su intervención en el Debate del Estado de la Nación. Este ajuste presupuestario se suma al realizado en el mes de febrero de este año, de 1.500 millones de euros, y se aplica a todos los ministerios. “La no disponibilidad de créditos libera recursos para financiar las aportaciones del Estado al desempleo, alivia tensiones sobre el déficit público y se suma al esfuerzo de contención y austeridad que ya se había incorporado en los Presupuestos Generales del Estado 2009″, dijo el Gobierno.