Disminuyen las fincas agropecuarias pero aumentan las áreas productivas en Paraguay

  • Asunción, 18 abr (EFE).- El número de haciendas agropecuarias disminuyó el 5,7 por ciento en casi dos décadas en Paraguay, pero las áreas productivas y de siembra aumentaron el 36 por ciento, según datos oficiales difundidos hoy.

Disminuyen las fincas agropecuarias pero aumentan las áreas productivas en Paraguay

Disminuyen las fincas agropecuarias pero aumentan las áreas productivas en Paraguay

Asunción, 18 abr (EFE).- El número de haciendas agropecuarias disminuyó el 5,7 por ciento en casi dos décadas en Paraguay, pero las áreas productivas y de siembra aumentaron el 36 por ciento, según datos oficiales difundidos hoy.

Las haciendas totalizaban 307.221 en 1991 y según el censo agropecuario de 2008, cuyos datos fueron publicados hoy por la prensa local, actualmente hay 289.666 fincas.

Fuentes del Ministerio de Agricultura y Ganadería atribuyeron este retroceso a la expansión de la población urbana, la migración campesina a las urbes o al exterior del país y al bajo rendimiento de algunos productos agrícolas.

En contrapartida, la superficie de áreas productivas pasó de 23,8 millones de hectáreas de hace 17 años a 32,5 millones de hectáreas, de los cuales 18,7 millones están asentadas en la región occidental, la menos poblada del país, y 13,7 en la oriental.

Otros datos revelan que la soja, la principal fuente de ingreso de divisas, está producida a gran escala sólo por el 2 por ciento de los cultivadores, que controlan áreas de 1.000 a 5.000 hectáreas, mientras que el 66 por ciento explota fincas inferiores a 20 hectáreas.

El 11 por ciento de los productores de esa oleaginosa cuenta con 20 a 50 hectáreas; el 7 por ciento, de 50 a 100 hectáreas, y el 14 por ciento, de 100 a 1.000 hectáreas, según los datos, que desvelan además que el sésamo ha desplazado al algodón, otrora importante fuente de renta de los pequeños labradores.

El cultivo del sésamo involucra actualmente a 69.858 productores, con un área de 40.467 hectáreas, frente a las 50.000 hectáreas que alcanza la siembra de algodón, en franco retroceso desde hace años ante el cultivo mecanizado de la soja.

En cuanto a la ganadería, el hato de ganado bovino creció 38,5 por ciento, con 10,5 millones de cabezas registrados en 1991 frente a 7,6 millones de hace 17 años.

Para el ministro de Planificación, Carlos Sánchez, los últimos datos del censo agropecuario, cuya elaboración fue financiada por la Unión Europea, servirán para encarar con mayor certeza futuros programas agropecuarios, así como la reforma agraria, una de las banderas de campaña del presidente, Fernando Lugo.