Economía/Agricultura.- AVA-Asaja cifra en 363 millones las pérdidas de los citricultores españoles esta campaña

VALENCIA, 24 (EUROPA PRESS) El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado, alertó hoy de que los citricultores españoles soportarán en la campaña 2008-2009 unas pérdidas de 363 millones de euros, de los que 221 millones corresponden a las naranjas y 142 millones, a las mandarinas. En concreto, la Comunitat Valenciana aglutinará 239 millones de euros de esas pérdidas --126 millones de euros por las naranjas y otros 113 millones de euros por las mandarinas--, dado que concentra el 57% de la producción citrícola española. Aguado analizó en rueda de prensa la rentabilidad de la primera fase de la presente campaña citrícola, enmarcada en la crisis "más importante de toda la historia", y que calificó de "ruinosa", al haber vendido por debajo de los costes de producción tanto en naranjas como en mandarinas durante casi toda la pasada campaña para después alcanzar precios "razonables". Según precisó, los costes de producción se han incrementado entre un 20 y un 25 por ciento. Destacó que "la crisis citrícola es real" y advirtió de que "el sector productor carece de capacidad para responder", por lo que, en su opinión, "sólo una implicación decidida de las Administraciones puede resolver o mejorar la crisis citrícola". "Es hora ya de que cada cual cargue con su responsabilidad", sostuvo Aguado, quien exigió a los gobiernos que hagan frente a la "mucha" responsabilidad que tienen en este tema. Aguado criticó que los 363 millones de euros "que no han venido" a los citricultores españoles "se han quedado" en los países en los que venden sus productos, de modo que "van a ayudar muchísimo a superar la crisis económica general que se está produciendo en todos los sectores" en los mercados donde se encuentran sus competidores, frente al "colchón" que habrían supuesto en España para ayudar a "recuperar la economía y acelerar la salida de la crisis". ABANDONO DE CULTIVOS En este punto, alertó de que "en dos años, podrían dejar de cultivar más del 40 por ciento de la citricultura valenciana", ya que en los últimos dos años se abandonaron entre 10.000 y 15.000 hectáreas de cultivo. "La crisis no empezó el año pasado, llevamos cinco o seis años de crisis, pero este año hemos superado la barrera de lo asumible, las pérdidas son inaguantables y en cultivos arbóreos, una crisis durante cinco o seis años es el máximo que tolera una economía familiar como la citricultura", apuntó. "Es momento de ver los eslabones débiles, analizarlos y tomar las medidas oportunas", subrayó el presidente de AVA, quien denunció que "es inconcebible que en España, un país rural, el Gobierno se acuerde de todo el mundo económico menos de los agricultores", especialmente, agregó, de quienes sufrieron "una helada importantísima hace tres campañas" y el próximo mes de mayo deberán devolver otro plazo de los préstamos concedidos por el ICO y la Generalitat en aquel momento. DEVOLUCIÓN PRÉSTAMOS ICO "Difícilmente lo vamos a poder devolver, salvo que nos declaremos en quiebra y nos subasten el patrimonio, algo muy duro para quien toda la vida ha estado trabajando para cultivar unos campos", lamentó Aguado, quien reclamó a la Administración "sensibilidad" y "compromiso" con "la España rural, que sigue tan viva como siempre, pero que al paso que van la van a matar". "Con la situación de crisis económica mundial que hay, renunciar al sector primario es lo último que un Estado responsable debería hacer", sentenció. Cristóbal Aguado aseguró que los citricultores se sienten "engañados y ofendidos" porque "el Ministerio dijo que iba a poderse aplazar el pago de los préstamos concedidos con una refinanciación, pero a la semana siguiente se olvidaron del tema", así como por el hecho de que "aún no se ha enterado de que hay agricultores en España a la hora de aportar vías financieras para poder mantenerse", como las presentadas para el automóvil, la construcción o la banca, dijo. ESTUDIAR MEDIDAS DE PROTESTA "Nos han tomado el pelo, se han burlado de nosotros y tendremos que dar una respuesta", resaltó Aguado, quien lamentó que no fructificasen las buenas intenciones del Ministerio y la Conselleria del ramo que les llevaron a desconvocar el paro general del pasado mes de diciembre, y anunció que su intención es "empezar a hablar" de "posibles medidas de protesta" por la situación del sector, para "ver si le dan futuro o no a la agricultura en la próxima campaña". Por último, recalcó que "la situación es verdaderamente dramática", ya que "hay facturas para pagar" y "muy pocas liquidaciones" mientras que "los préstamos están ahí". "No sé cómo la mayoría de agricultores van a hacer frente a esta campaña, especialmente los que viven del campo". "Lo van a tener muy duro y ellos son los que necesitan una acción rápida y urgente de la Administración", concluyó Aguado.