El maíz comenzó a cultivarse hace 8.700 años en México, según los estudios

  • Washington, 23 mar (EFE).- Los primeros cultivos de maíz aparecieron en México hace por lo menos 8.700 años y no en Panamá, como se creía hasta ahora, revelaron dos estudios divulgados hoy por la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences".

El maíz comenzó a cultivarse hace 8.700 años en México, según los estudios

El maíz comenzó a cultivarse hace 8.700 años en México, según los estudios

Washington, 23 mar (EFE).- Los primeros cultivos de maíz aparecieron en México hace por lo menos 8.700 años y no en Panamá, como se creía hasta ahora, revelaron dos estudios divulgados hoy por la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences".

Además, esas investigaciones han revelado que el cultivo del maíz comenzó en tierras de baja altura y no altiplánicas, indicaron científicos de Fundación Nacional de la Ciencia, de la Universidad Temple (Pensilvania) y del Museo National de Historia Natural de la Institución Smithsonian.

Según Anthony Ranere, científico de la Universidad Temple, los estudios han determinado que el maíz comenzó a cultivarse a partir de la teosinte, una maleza silvestre de gran tamaño que tiene cinco especies en México, Guatemala y Nicaragua.

La especie más cercana al maíz, uno de los principales ingredientes en la dieta de esos países, es la "Balsas teosinte", nativa de la región del río Balsas en la región central de México.

La búsqueda de los orígenes del maíz domesticado se centró en una zona del refugio de Xihuatoxtla, donde se encontraron restos de Balsas teosinte, así como de herramientas antiguas para moler el grano, además de una especie de calabacín (chayote).

"Encontramos restos de maíz y calabacín en varios lugares. Eso indica que ambos cultivos se consumían hace casi 9.000 años", indicó Dolores Piperno, científico del Museo Nacional de Historia Natural.

Como evidencia de esos cultivos, los científicos encontraron polen y carbón en sedimentos lacustres que indicaban que se habían despejado algunos sectores de la selva para crear parcelas de cultivo.

Ranere indicó que se encontró almidón de maíz (diferente al almidón de teosinte) en las fisuras de muchas de las herramientas desenterradas en el lugar.

"También hallamos pitolitos (cuerpos microscópicos rígidos) procedentes de la mazorca y como el teosinte no tiene mazorcas, nos dimos cuenta de que algo había cambiado.

Según el científico, la información recogida en el estudio respalda la idea de que el maíz fue "domesticado" en zonas bajas y no altas como se creía hasta ahora.

"Durante mucho tiempo me pareció que se discutiera sobre el lugar y el momento del origen del maíz y nunca se hicieran investigaciones en el valle del río Balsas, donde surgió el antepasado silvestre", indicó.