Venezuela busca "rescatar" este año los mejores suelos para sembrar alimentos

  • Caracas, 7 mar (EFE).- El presidente del Instituto Nacional de Tierras (INTI), Juan Carlos Loyo, afirmó hoy que durante 2009 se centrará en el "rescate" de las mejores tierras venezolanas que permanecen en manos privadas, para destinarlas al cultivo de alimentos y transformarlas en "tierras de propiedad social".

Venezuela busca "rescatar" este año los mejores suelos para sembrar alimentos

Venezuela busca "rescatar" este año los mejores suelos para sembrar alimentos

Caracas, 7 mar (EFE).- El presidente del Instituto Nacional de Tierras (INTI), Juan Carlos Loyo, afirmó hoy que durante 2009 se centrará en el "rescate" de las mejores tierras venezolanas que permanecen en manos privadas, para destinarlas al cultivo de alimentos y transformarlas en "tierras de propiedad social".

"Efectivamente, se va a mantener la lucha contra el latifundio a lo largo de este año, vamos a trabajar, sobre todo, los suelos tipo uno, dos y tres, que son los de mejor vocación agrícola", declaró Loyo en rueda de prensa en la sede del organismo, en Caracas.

Esos suelos serán administrados por "comunas" bajo la figura de "propiedad social", y en ellos se sembrarán hortalizas y semillas como maíz, sorgo, soya y caraotas (fríjoles), y se criará ganado de doble propósito (leche y carne), agregó el funcionario.

Loyo puso como ejemplo de la acción del INTI en su guerra contra la tierra ociosa el "rescate" de un total de 6.287 hectáreas en al menos dos estados del país, que "son tierras del Estado" y estaban siendo "usufructuadas por privados".

"Todas las actuaciones" del INTI en esos casos estuvieron apegadas a la ley y se "comunicaron" debidamente a los privados, "para establecer los mejores mecanismos de diálogo" a fin de acordar las indemnizaciones correspondientes por las "bienechurías" o infraestructura, aseveró.

Entre las 6.287 hectáreas "rescatadas" se incluyen las 1.500 hectáreas de eucaliptos de la finca El Piñal, de la trasnacional europea del cartón Smurfit Kappa Group, con sede en Irlanda, cuya intervención anunció el jueves pasado el presidente venezolano, Hugo Chávez.

"Esas tierras eran de la nación y estaban siendo usufructuadas por privados. No se trata de ningún tipo de intervención a la propiedad privada", sostuvo el funcionario.

Loyo aseveró que el plan oficial en la finca El Piñal prevé el paso paulatino de la actual "explotación forestal depredadora" a una siembra de hortalizas y semillas en el lugar.

Se refirió también a las fincas El Ancón, de 530 hectáreas, y Tamarindo, de 320 hectáreas, ubicadas en el estado central de Aragua, las cuales están en proceso de "rescate" desde 2007.

Al hato El Maizal, de 2.237 hectáreas, en el estado occidental de Lara y donde se cría ganado, y a la finca Unión, de 1.700 hectáreas "ociosas".

Tras una verificación legal y técnica, el INTI determinó que "sin duda" esas fincas "son terrenos de la Nación", y que estaban siendo mal utilizados por los "usufructuarios privados".

El presidente venezolano, Hugo Chávez, declaró una "guerra a muerte" al latifundio en 2001, cuando aprobó una nueva Ley de Tierras en la que se señala como tal todas aquellas extensiones de más de 5.000 hectáreas.

Una vez intervenidas las tierras son repartidas entre los campesinos para que las exploten como "empresas de producción social", dentro del llamado "socialismo del siglo XXI", según ha dicho el jefe del Estado.

Por su parte, sectores empresariales y de oposición califican de "ilegales" las intervenciones de tierras y acusan al Gobierno de querer "acabar" con el sector privado productivo.