¿Cuánto dinero mueve (y moverá) el negocio de las aplicaciones móviles?


  • Los expertos apuntan a que, en cuatro años, los ingresos del sector se dispararán más de un 200%, hasta alcanzar los 46.000 millones de dólares.

  • Aseguran que el boom de las apps irá cogiendo forma a medida que se expandan los dispositivos móviles y que en 2015 se descargarán casi 20 billones de estos programas.

Desarrollan aplicaciones móvil para mejorar la integración de los inmigrantes

Desarrollan aplicaciones móvil para mejorar la integración de los inmigrantes

Chatear con una persona que esté a miles de kilómetros de distancia, consultar todos tus movimientos bancarios en un solo clic o hacer la compra desde el sofá de casa. El negocio de las aplicaciones móviles tiene ya más de 1,8 millones de programas disponibles y parece que le quedan pocas ideas por conquistar.

Sin embargo, que nadie se deje engañar por las cifras: los expertos aseguran que el boom de las aplicaciones no ha hecho más que empezar.

Según los cálculos de la famosa consultora tecnológica Gartner, el sector global de las aplicaciones facturará este año cerca de 25.000 millones de dólares (en euros, unos 19.300 millones), lo que supondría ingresar un 62% más que en el ejercicio anterior (cuando rondó los 15.400 millones).

Pero el auge no se quedará ahí: el informe Mobile Application Business Model, realizado por ABI Research, estima que los ingresos totales de las aplicaciones móviles (incluyendo el pago por descarga, la publicidad y las suscripciones) crecerán de manera exponencial hasta alcanzar los 46.000 millones de dólares (uno 35.570 millones de euros) en 2016. De ser así, la facturación se habrá triplicado en solo cuatro años.

Y parece que hay más expertos que creen que puede alcanzarse esa cifra. El estudio La Economía de las Apps, realizado por Michael Mandel, analista de la firma South Mountain Economics, también adelanta que, dentro de tres años, el negocio alcanzará los 46.000 millones de dólares.

Todos estos pronósticos, según los expertos, responden a que el desarrollo y la expansión de estos programas aún tienen mucho camino que recorrer.

"La industria de las aplicaciones es como la de los automóviles a comienzos del siglo pasado. Se observa el crecimiento de las vías y se sabe que será algo grande. Pero sigue estando en pañales", según ha señalado Simon Khalaf, presidente ejecutivo de la firma de análisis móvil Flurry, al diario The Wall Street Journal, que puntualiza que el 63% de las aplicaciones que se usan hoy son distintas a las de hace un año.

En este negocio, parece que llevan la delantera Google Play, la tienda de apps para los dispositivos que usan el sistema operativo Android y la App Store, que incluye las aplicaciones vinculadas al sistema operativo iOS, de Apple.

Entre ambos gigantes, el mercado estima que pueden sumar casi 1,6 millones de programas, a los que se deben sumar los 150.000 de MarketPlace, la tienda de Microsoft y su sistema operativo Windows Phone, los más de 20.000 de BlackBerry App World (de Blackberry) y los 70.000 de Amazon.

Pero, ¿qué servirá de motor a este sector? La respuesta es sencilla: cada vez se van a vender más dispositivos móviles en todo el planeta.

Si en 2012 se saldó cerca de 700 millones de smartphones, la firma Deloitte estima que este año la cifra alcanzará los 1.000 millones, mientras que Canalys eleva la cifra de ventas hasta los 1.340 millones para 2016. Es decir, se duplicarán en cuatro años.

Las previsiones para las tabletas también están en esa línea. Es más, las quinielas apuntan a que este año se venderán más de 160 millones de tabletas en 2013, frente a los 109 millones del año pasado, y que, en 2015, se podrían adquirir en torno a 250 millones, según Transparency Market Research.

Por si fuera poco, ya hay quienes apuestan a que el desarrollo de las aplicaciones móviles no solo irá orientado a estos tipos de dispositivos, sino que también habrá hueco para alternativas en otros productos como los televisores.

¿Y cuál es la consecuencia de todo ello? Según IDC, en 2015 se producirán 19,7 billones de descargas de aplicaciones en todo el mundo, casi cuatro veces más que en 2011, cuando se descargaron 5,4 billones de apps.