Agro.- La Junta "no aceptará ningún acuerdo con Marruecos que perjudique los intereses" del sector hortícola andaluz

JAÉN, 11 (EUROPA PRESS) El consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, aseguró hoy que la Junta de Andalucía "no va a aceptar ningún acuerdo" de la Unión Europea (UE) con Marruecos que "perjudique los intereses del sector hortícola andaluz". A preguntas de los periodistas en Jaén, Soler recordó que la UE firmó hace unos diez años un acuerdo con Marruecos de parecidas circunstancias y condiciones a los rubricados con otros países de la ribera sur del Mediterráneo, de modo que lo que "ahora está en revisión no es uno nuevo sino una actualización", ante la que la Comisión Europea y la opinión pública conocen la "posición clara y tajante del Gobierno andaluz". "Es firme y parte de algunas premisas", dijo el consejero, quien explicó que la primera reivindica la preferencia comunitaria frente a la importación terceros países, puesto que del sector agrícola y en particular el de frutas y hortalizas basado en pequeñas explotaciones familiares depende una buena parte de la economía rural de amplias zonas de la región. "Hemos exigido a la Comisión Europea conocer los calendarios, el contingente y los precios de entrada y hemos demandado que en la negociación sepa que hay cuestiones irrenunciables como un precio mínimo de entrada que nunca debe de estar por debajo de los precios de producción en nuestro país", apuntó. Igualmente, defendió el contingente, con un cupo estimado en 220.000 toneladas, y el arancel, para que desde una tonelada superior a las permitidas haya penalización. "En resumen, no vamos a aceptar ningún acuerdo que perjudique los intereses andaluces", aseguró. Además, se refirió al caso caso concreto del tomate, donde Andalucía produce casi 900.000 toneladas con una facturación de casi 500 millones de euros, e hizo hincapié en que "el mercado comunitario ya no puede soportar más concesiones adicionales a las ya existentes". En este sentido, afirmó que existe una crisis de precios porque entra tomate marroquí por debajo del precio mínimo e incumpliendo el límite autorizado por la propia Comisión. "Se han producido importaciones irregulares que se han puesto en manos de la Comisión Europea y han sido denunciadas ante la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude", señaló. Así las cosas, el consejero quiso lanzar un "mensaje de confianza" al sector de frutas y hortalizas de Andalucía, puesto que la Junta, según precisó, está defendiendo los intereses de los agricultores y exige a la Comisión que "no tome ninguna decisión que perjudique a los intereses" de la comunidad. "De hecho, las conversaciones entre la Comisión y Marruecos están bloqueadas porque está siendo firme en la defensa de los intereses de las hortalizas y las frutas andaluzas", concluyó.