Asaja prevé una caída superior al 30% en la cosecha de los cereales

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La producción de cereales rondará este año los 15,4 millones de toneladas, siete millones de toneladas menos que en la campaña del año pasado, lo que representa una caída superior al 31%, según las estimaciones de la organización agraria Asaja.

La sectorial de cereales de Asaja, reunida esta semana en Madrid y tras analizar los datos de los que dispone en estos momentos, prevé una cosecha de seis millones de toneladas de cebada; 4,5 millones de trigo blando; un millón de toneladas de trigo duro; 3,1 millones de maíz; y 0,8 millones de toneladas de otros cereales como avena y centeno.

Estos niveles de producción suponen sólo el 55% del consumo medio de cereal en España, que se sitúa en el entorno de los 28,5 millones de toneladas.

Según la organización agraria, la reducción de las siembras de cereal de invierno llega en regiones como Castilla y León, primera comunidad cerealista de España, al 19%. En esta comunidad autónoma, la superficie sembrada ha pasado de los 2,1 millones de hectáreas de la pasada campaña a 1,78 millones de hectáreas de este año.

Junto a la bajada en la superficie de siembra, la falta de precipitaciones durante los meses de abril y mayo y las elevadas temperaturas de las últimas semanas en gran parte de las zonas cerealistas de interior, especialmente en Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura y sur de Aragón, está provocando una caída en las expectativas de rendimiento que supera en muchos casos el 50%.

Asaja advirtió de que las estimaciones de producción podría agravarse si persisten las condiciones meteorológicas actuales "con temperaturas que en muchas zonas superan los 30 grados y las precipitaciones brillan por su ausencia".

PRODUCCIÓN EUROPEA.

En la Unión Europea las estimaciones de producción de cereal para la campaña de comercialización 2009-2010 son de 248,7 millones de toneladas, lo que significaría una reducción del 19,2% respecto a la producción del año anterior, debido a la situación de países como España, Rumania, Grecia y Portugal.

Así, a pesar de los importantes excedentes del pasado año y dado que los niveles de consumo en el mundo, tanto alimentario como industrial, se incrementan ligeramente (+2,5%), Asaja espera un mercado "orientado al alza, que abandone las cotizaciones del pasado invierno y consolide la actual tendencia alcista que se está manifestando al cierre de campaña".