Castilla y León y Navarra articulan programas de ayudas a la industria

  • Madrid, 6 mar (EFE).- Castilla y León se ha sumado a los programas administrativos de ayudas a las industria automovilística española con un plan dotado con 411,6 millones de euros, mientras en Navarra, una treintena de empresas ha solicitado 325,4 millones al amparo del Plan de Competitividad del Ministerio de Industria.

La Junta de Castilla y León anuncia un Plan Industrial de Automoción con 411 millones

La Junta de Castilla y León anuncia un Plan Industrial de Automoción con 411 millones

Madrid, 6 mar (EFE).- Castilla y León se ha sumado a los programas administrativos de ayudas a las industria automovilística española con un plan dotado con 411,6 millones de euros, mientras en Navarra, una treintena de empresas ha solicitado 325,4 millones al amparo del Plan de Competitividad del Ministerio de Industria.

Estas dos comunidades albergan el tejido industrial en España de fabricantes como Renault y Volkswagen, junto a los parque de proveedores que suministran componentes a las factorías de Valladolid, Palencia y Landaben (Navarra).

En Castilla y León, en una reunión de los agentes sectoriales con el presidente de esta comunidad en el parque tecnológico de Boecillo (Valladolid), el plan industrial se ha estructurado en cinco medidas inmediatas.

Dichas medidas, que se aplicarán este año, se concretan en apoyos financieros a las empresas (340 millones); incentivos para acuerdos de expedientes de regulación de suspensión que supongan un compromiso de mantenimiento de empleo (8,6 millones) y ayudas para la reestructuración de pymes (20 millones).

A estas actuaciones se unen, con tres millones de euros, apoyos a la adaptación de las empresas del sector a nuevas oportunidades de negocio industrial, y con otros diez se posibilitará a pymes y autónomos la compra de vehículos industriales mediante préstamos.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha manifestado que la industria del automóvil "se está viendo violentamente afectada por una brutal caída de ventas y, por tanto, de producción y de actividad, con dramáticas consecuencias en el empleo".

La reunión de Navarra contó con la participación de responsables de las principales empresas automovilísticas, así como de los dirigentes de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), la Asociación Navarra de Empresas Laborales (ANEL) y la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa del Metal (APMEN)

Del total de ayudas que se han solicitado como complemento de la Comunidad Foral, 207 millones de euros se pide se hagan efectivos este mismo año.

También en Boecillo, el director general en España de Nissan, Fumiaki Matsumoto, abogó por una mejora del sistema de productividad para agilizar el mercado y conseguir liquidez para encarar la crisis del sector.

En una Jornada sobre "Automoción, presente y futuro", intervino también Piero Bondesan, director general en España de Iveco, el fabricante de vehículos comerciales e industriales del Grupo Fiat, quien no ocultó su pesimismo por no poder pronosticar el final de esta crisis.

Opel, la marca que pasa por la situación más delicada en Europa, y con implicaciones en España por tener planta en Figueruelas (Zaragoza), ha recibido el revés del Gobierno alemán, que persiste en su actitud de negar ayudas estatales a este marca del Grupo General Motors.

Para el ministro alemán de Economía, Karl-Theodor Guttenberger, "todavía hay muchas cuestiones por aclarar", y aunque asumió el compromiso de examinar la situación de Opel, reconoció también que hay factores que complican la situación.

El respiro para la crisis viene de la mano del Salón del Automóvil de Barcelona, en el que los fabricantes instalados en España, casi en su totalidad, se han desdicho de su posición inicial de ausencia y acudirán en mayo a la cita de esta muestra, que en la actual edición batirá todos los récord de participación.

En ello ha influido el cambio de opinión de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac) con la recomendación ahora de la presencia en el certamen como respuestas a las ayudas administrativas y al patrocinio de varias empresas privadas.