Economía/Agricultura.- La producción mundial de cereales descenderá este año, tras el récord de 2008, según la FAO

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) La producción mundial de cereales podría descender en 2009, tras el récord alcanzado en 2008, por la disminución de la superficie cultivada y los efectos de la climatología adversa en algunos países cerealeros, según el último informe 'Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria' de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). El estudio detalla que en Europa y Estados Unidos las condiciones son favorables para el trigo de invierno, pero la superficie cultivada se ha reducido, como consecuencia de la perspectiva de un fuerte descenso de beneficios en relación al año anterior y de la persistencia de precios elevados para los insumos. Por otra parte, en los países de bajos ingresos y déficit alimentario, las perspectivas para la cosecha de cereales tempranos en 2009 indican también un descenso de la producción. Según las últimas estimaciones de la producción de cereales en 2008 y la utilización prevista en 2008-2009, la FAO prevé que los remanentes de cereales a nivel mundial se situarán en 496 millones de toneladas en 2009-2010, el nivel más alto desde 2002. Además, apreció una mejor situación de oferta y demanda de cereales en los países de bajos ingresos y déficit alimentario en su conjunto, tras las cosechas superiores a la media obtenidas en 2008. Sin embargo, a pesar del descenso de los precios internacionales en la segunda mitad de 2008, los precios de los alimentos continúan siendo muy altos en muchos países en desarrollo, lo que afecta al acceso de los grupos de población de bajos ingresos. Según la FAO, las crisis alimentarias persisten en 32 países del mundo. AUMENTAN LOS CEREALES PARA BIOCOMBUSTIBLES Por otro lado, las últimas previsiones de la FAO para el año comercial 2008-2009 apuntan a nuevos incrementos en el uso de cereales para la producción de biocombustibles, concretamente 104 millones de toneladas, un 22% por encima del nivel estimado en 2007-2008. Según precisó, esta cifra representa el 4,6% de la producción mundial de cereales. Las previsiones anteriores indicaban un incremento aún más rápido en el uso del maíz para biocombustibles, pero el fuerte descenso de los precios del petróleo y la desaceleración de la economía han reducido estas expectativas en los últimos meses.