GEA 21 aplica un material de construcción al cultivo de la fresa para abrir nuevos mercados

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

La compañía Geotexan, filial de GEA 21, se encuentra desarrollando un proyecto de I+D+I financiado por Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) que aplica el geotextil, un material utilizado habitualmente para la construcción, como sustrato en el cultivo sin suelo de fresa y otras frutas y hortalizas, con el objetivo de aumentar la producción y reducir su "dependencia" del sector de la construcción.

En una nota, CTA indicó que el nuevo sistema cerrado de cultivo hidropónico (cultivo sin suelo) de la fresa con geotextil permitirá ahorrar "al menos" un 30 por ciento de agua y un 40 por ciento de fertilizantes frente a las técnicas habituales, según los primeros resultados.

Con este proyecto, Geotexan pretende reducir su "dependencia" del sector de la construcción y "suavizar su estacionalidad" a través de conseguir nuevos usos del geotextil y abrir nuevos mercados.

Explicó que el cultivo hidropónico o sin suelo es un método utilizado para cultivar plantas usando soluciones minerales en lugar de suelo agrícola. En zonas donde las condiciones climatológicas resultan adversas, la combinación de la hidroponía con el uso de invernadero permite obtener rendimientos muy superiores a los que se obtienen en cultivos a cielo abierto.

"Este proyecto de I+D+I optimiza y mejora el cultivo sin suelo mediante el uso de geotextil como sustrato, al tiempo que lo hace más sostenible", añadió CTA, quien aclaró que el geotextil es un material textil plano y permeable formado por fibras poliméricas termoplásticas que se emplea para aplicaciones geotécnicas, principalmente en obra civil.

Este proyecto pretende desarrollar un producto novedoso, con características "claramente diferenciadoras" respecto al geotextil convencional utilizado en obra civil, que permite a la planta generar su estructura reticular.

En el proyecto, trabaja el grupo de investigación de Tecnología de la Producción Vegetal de la Universidad de Huelva, dirigido por el doctor José López Medina, que lleva más de quince años centrado en el estudio de cultivos sin suelo.