Puxeu cifra en un 20% la caída de la producción de cereales y espera que se compense con un alza de precios

VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, cifró hoy en un 20% la caída de la producción de cereales de invierno a nivel nacional, con especial incidencia en las dos Castillas y en Extremadura, aunque confió en que ese descenso se pueda compensar con una ligera subida de los precios del grano.

Josep Puxeu, quien compareció en rueda de prensa en Valladolid tras firmar un convenio de colaboración para la modernización de regadíos en Castilla y León, auguró que la producción de cereal de invierno no llegará a alcanzar los 22 millones de toneladas, como en la campaña anterior, y se situará entre los 18 y los 20 millones de toneladas, siempre y cuando no se registren problemas en lo que queda de campaña.

Dicho esto, recordó que los costes de producción este año han sido más bajos que en el ejercicio de 2008, circunstancia que, unida a un incremento de los precios del grano, podría llegar a "compensar" esa caída en la producción de cereal de invierno.

"Si el anuncio de recorte de cereal se traduce en precio, asumible por el ganadero, bienvenido sea", apuntó, al mismo tiempo que recordó que aún queda mucha campaña por delante.

Por otro lado, el secretario de Estado destacó la buena campaña que se producirá en cultivos como el arroz, que llegará al máximo de hectáreas porque esta campaña no ha habido recortes, y el maíz, donde hizo una referencia expresa a las provincias de Palencia, León, Burgos y Valladolid.

En el caso concreto de Castilla y León, la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, consideró "prematuro" realizar una estimación de la producción de cereal de invierno correspondiente a la campaña de 2009 y abogó por no especular a la espera de que termine el presente mes de mayo en el que todavía pueden producirse "efectos" sobre la cosecha.

No obstante, reconoció que en ningún caso se alcanzará la producción del año anterior, en torno a los 9 millones de toneladas, ya que la superficie sembrada en 2009 ha caído un 17 por ciento en comparación con el ejercicio precedente. "No va a ser la misma ni parecida", sentenció.

Silvia Clemente destacó no obstante los incrementos en la superficie sembrada para otros productos, como las leguminosas, las proteaginosas o los forrajes.