Tribunales.- UPA C-LM se personará en la causa contra Ajos Padilla S.L. por la exportación ilícita de ajos chinos

TOLEDO, 17 (EUROPA PRESS) El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, anunció hoy que la asociación se personará en la causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 3 de Albacete contra la empresa Ajos Padilla S.L. de Albacete debido a una serie de "presuntos actos ilícitos en la exportación de ajos chinos". En rueda de prensa, acompañado del secretario regional de Ganadería de UPA en la región, Alberto Gómez del Castillo, Morcillo explicó que con esta personación la asociación quiere dejar claro que "defenderá este sector, porque creemos que es de vital importancia, en primera línea de fuego". En este sentido, avanzó que el gabinete jurídico de UPA ya está estudiando la forma de personarse ante el Juzgado de Instrucción, algo que esperan que ocurra como muy tarde a finales de esta semana. Una vez se haga efectiva, "conoceremos en detalle las líneas fraudulentas" que se están desarrollando, con el objetivo de "ir hasta el final", ya que el mercado del ajo tiene un caracter social y cultural importante en Castilla-La Mancha, explicó Morcillo, porque se cultiva en explotaciones familiares, lo que genera un gran número de jornales. En Castilla-La Mancha, el cultivo del tradicional ajo morado tiene lugar en la zona de Las Pedroñeras (Cuenca) y de Balazote (Albacete). En toda la región existen 2.500 productores de ajo; 7.500 familias que se dedican a su cultivo, y 8.500 hectáreas. Por estos motivos, Morcillo reiteró su conformidad con los acuerdos alcanzados en la última reunión de la Mesa Nacional del Ajo, celebrada en Las Pedroñeras la semana pasada, entre los cinco responsables de Agricultura en Castilla-La Mancha, Andalucía, Castilla y León, Madrid y Extremadura. LÍNEAS DE ACTUACIÓN En la misma, establecieron una serie de líneas de actuación, --muchas fueron propuestas por UPA, según Morcillo--, que se recogieron en un documento que seguidamente se remitió a la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, a la que además solicitaron una reunión urgente para establecer medidas de apoyo al sector. Entre estas medidas, Morcillo destacó la necesidad de incrementar el arancel disuasorio para el ajo chino, de 1.200 a 1.800 euros por tonelada, y la necesidad de ser más exigentes a la hora de conceder licencias a los exportadores de ajo. También habló de llevar a cabo actuaciones "urgentes" para mejorar el régimen de protección del cultivo, ya que la normativa actual está "obsoleta"; de promover el cultivo del ajo nacional, y de potenciar las diferencias existentes, a través de isótopos, entre los diferentes tipos de ajo, para ver de dónde procede el producto. En definitiva, Morcillo lamentó que ha sido un año complicado para los productores de ajo debido a la mucha competencia desleal existente, sobre todo de países asiáticos como China, porque "mientras el ajo chino se vende en España a 30 céntimos, sólo los costes de la producción española están por encima de los 87 céntimos", lamentó.