AMPL.- La planta de Citroën en Vigo y el comité acuerdan la batería de medidas para "minimizar" la posibilidad de un ERE

SIT y UGT apoyan los dos acuerdos, CIG sólo la bolsa de horas y CC.OO. los rechaza al ver un "recorte" de derechos VIGO, 11 (EUROPA PRESS) El centro de Vigo de PSA Peugeot Citroën y los sindicatos con representación en el comité de empresa acordaron hoy, por mayoría aunque no por unanimidad, la batería de medidas diseñadas para adecuar la producción a la caída de la demanda, de forma que se intente "minimizar" la posibilidad de un ERE. Fuentes sindicales y de la empresa confirmaron a Europa Press que el sindicato mayoritario en la planta, el SIT, y UGT apoyaron tanto el acuerdo para la bolsa de horas, que se ve aumentada a 30 días en negativo, como el acuerdo con el resto de medidas. En cuanto a la CIG, aceptó la propuesta para la bolsa de horas pero rechazó el otro documento, mientras que CC.OO. se manifestó en desacuerdo con ambos. Según lo pactado hoy, la bolsa de horas mantendrá los 20 días positivos y aumentará en 10 los negativos, hasta llegar a -30. En cuanto al acuerdo sobre adaptación del marco laboral, en el mismo figura el calendario, que se confirmará mensualmente; la fijación de mecanismos para la reducción de los días de jornada individual de un total de 220 a 216 y el disfrute colectivo de nueve días de adecuación de jornada. También se incluye la desaparición del turno de noche que quedaba activo --a partir de abril-- y la creación de un turno "irregular y de apertura variable" en la línea 2. En el caso de ésta última iniciativa, se trata de un turno especial diurno de 6 horas y media de duración (6 horas y 45 minutos incluyendo el tiempo para bocadillo) donde trabajarán los empleados con contrato a tiempo parcial. En cuanto al fraccionamiento de las vacaciones, quedan establecidas en una semana en junio --ésta de forma provisional--, dos en agosto y otra semana en diciembre. En todo caso, según la evolución de la producción, se abre la posibilidad de poder disfrutar de tres semanas continuadas en el verano. Por otra parte, hoy se decidió crear una mesa de trabajo para tratar sobre los mecanismos de flexibilidad para la recuperación de pérdidas de producción diarias, al no haberse llegado a un acuerdo sobre este aspecto. VALORACIONES El hecho de que las medidas fueran aprobadas por mayoría --la evolución del acuerdo de bolsa de horas obtuvo el apoyo de aproximadamente el 90 por ciento del comité (SIT, UGT y CIG) y el acuerdo sobre adaptación del marco laboral tuvo el 75 por ciento (SIT y UGT)--, fue valorado por la empresa, que manifestó su voluntad para "consensuar" las medidas con el objeto de poder afrontar la actual situación. Según fuentes de PSA, los acuerdos son "muy positivos" y "alejan" la posibilidad de un ERE. La articulación de estas medidas, resultado de varias reuniones entre empresa y sindicatos en base a la propuesta presentada por Citroën el pasado 15 de enero, podría incluso, de mantenerse las previsiones que se manejan actualmente, hacer que se llegase a junio sin la necesidad de recurrir a un ERE. En todo caso, la situación dependerá de la evolución que vaya experimentando la producción. En declaraciones a Europa Press, el secretario general del SIT, Alberto Priego, aseguró que la filosofía del sindicato "ha sido siempre buscar alternativas para tratar de evitar un expediente de regulación y, con ese objetivo, "tomar las medidas necesarias". Así, incidió en que los acuerdos de hoy "se han pactado siempre buscando la estabilidad y para intentar no llegar a un ERE". RECHAZO Por su parte, el representante de CC.OO. Pedro Comesaña justificó el rechazo de este sindicato a ambos documentos afirmando que no permitirá que la empresa "recorte" los derechos de los trabajadores "aparándose en la crisis", al tiempo que consideró que, con todas las medidas, "no se garantiza que se vaya a evitar el ERE". En declaraciones a Europa Press, manifestó su desacuerdo con la creación del turno especial cuando, según afirmó, los turnos de día llevaban "30 años siendo estables". Para el representante de CC.OO., las medidas de flexibilidad se deben plantear para "una situación coyuntural", y, por tanto, acotada en el tiempo, sin que se prolonguen "más allá de la crisis". Entre otras cuestiones, también criticó el fraccionamiento de las vacaciones, considerando necesario que se garantice que los trabajadores disfruten de tres semanas consecutivas en verano. Al respecto de la bolsa de horas, que se eleva a 30 días en su parte negativa, manifestó su desacuerdo sobre los mecanismos de recuperación acordados: trabajar en sábado (voluntario) o mediante la ampliación de la jornada habitual.