ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Caramelo aplicará un ERE a 237 empleados, el 30% de su plantilla, para "salvar a la compañía del cierre"

Los sindicatos lo rechazan y alertan contra la "deslocalización" de producción a Asia, pero la dirección ve el ERE como "único camino"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 (EUROPA PRESS)

La dirección del grupo textil Caramelo anunció hoy que aplicará en los próximos meses un expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará a 237 empleados, el 30 por ciento de su plantilla, como "único camino" para "salvar a la compañía del cierre" y hacerla "rentable". La firma registró unas pérdidas de 27 millones de euros en 2008, siete más que un año antes y más del triple que en 2006 --7,9 millones--.

En un comunicado, la compañía aseguró que la corporación Inveravante, del empresario Manuel Jove, mantendrá su apuesta por la firma de moda gallega, de la que es su accionista mayoritario tras haber elevado su participación en enero desde el 37,7 hasta el 92,5 por ciento.

La directiva informó esta mañana a los sindicatos de que redimensionará su plantilla en el marco de un plan de viabilidad, del que el ERE será su primera medida. La empresa reducirá sus 837 empleados actuales a 600, con una actuación que se concentrará en su central de A Coruña.

La portavoz de la CIG en el comité de empresa, Dores Rodríguez, precisó a Europa Press que los despidos planteados hoy corresponderán a más de la mitad del personal de la factoría de A Grela (A Coruña), donde trabajan entre 430 y 450 empleados, en las secciones de diseño, confección, logística, comercial y administración.

Los representantes sindicales en el comité de empresa, 12 delegados de la CIG y cinco de CC.OO., se opusieron al ERE y calificaron la actuación de la directiva de "contradictoria" e "incoherente". Así manifestaron que será "imposible" llegar a un acuerdo de "extinción de contratos de trabajo" por estar vinculada esta decisión a "una estrategia de deslocalización de la producción".

LA CONFECCIÓN, A ASIA

La delegada de la CIG en el comité de empresa aseguró a Europa Press que el grupo de moda anulará la sección de confección y "en A Coruña sólo se realizarán los diseños, prototipos y muestrarios, mientras que la fabricación se trasladará a Asia".

Así lo señaló justo a su salida de la reunión con la directiva de Caramelo, encuentro al que no asistió el director general de la compañía, Fernando Maudo, sino los responsables de recursos humanos y de producción de la compañía.

Los representantes sindicales atribuyen "la pérdida de valor de la marca en el mercado", como afirmó la delegada de la CIG, al desvío efectuado en los dos últimos años de parte de los trabajos de confección a países asiáticos.

"Viene provocado porque el acabado de la prenda no tiene nada que ver con el de cuando se realizaba al 100 por cien en A Coruña", denunció Rodríguez, quien apuntó que las trabajadoras de la sección de confección dedicaban "buena parte de su tiempo" a "arreglar" y "dar el último retoque" a unas piezas que simplemente "deberían planchar" antes de su entrega.

"No sabemos el volumen de producción deslocalizada" hasta la fecha, reconoció Rodríguez, aunque, precisó, que sindicatos y trabajadores venían detectando defectos en los acabados en diversas partidas desde hace unos dos años.

ENTREGA DE DOCUMENTACIÓN EL LUNES

CIG y CC.OO. decidieron hoy por unanimidad esperar a que el lunes la dirección les entregue la documentación con la información correspondiente a la situación financiera del grupo, el ERE y el plan de viabilidad para realizar un "primer análisis y valoración" de la propuesta del grupo.

Asimismo, Rodríguez avanzó que el lunes se convocará una asamblea de trabajadores para informarlos de la propuesta de la empresa y decidir la postura que defenderán en la próxima reunión del comité de empresa con la dirección, el próximo 5 de mayo.

UN TOTAL DE 320 DESPIDOS

Los delegados sindicales del comité de empresa de Caramelo reconocieron saber que "esto iba a pasar" desde que, el 26 de noviembre, la directiva les anunció su intención de elaborar un plan de viabilidad, aunque desconocían el número de trabajadores que se verían afectados.

Desde ese mes, según informó Rodríguez, se produjeron 83 "salidas incentivadas", de forma que sostienen que, en realidad, los despidos ascenderán a 320. Las organizaciones sindicales venían denunciando que entre 2005 y 2007 la plantilla había sufrido una pérdida de 150 empleos.

"PROFUNDA MEJORA"

Por su parte, el grupo comunicó que acometerá una "profunda mejora" de los procesos de gestión en los próximos dos años y una completa reestructuración para "garantizar su futuro", según el diagnóstico del nuevo equipo que, desde el primer mes de este año, dirige Caramelo.

En concreto, la compañía señaló que apostará por incrementar su volumen de negocio con la expansión de sus franquicias internacionales y 'multimarca' y diversificará proveedores para asegurarse "una excelente relación calidad precio", tras constatar la "falta de competitividad actual de la fabricación local en el sector textil".

DE 120 A 237 EMPLEOS RECORTADOS

La dirección del grupo textil Caramelo presentó el pasado diciembre un plan de viabilidad que proponía un recorte de 120 empleos, el 14 por ciento de sus casi 850 trabajadores en plantilla. Asimismo reconoció haber registrado unas pérdidas de 20 millones de euros en 2007, casi el triple respecto al año anterior, en el que ese 'agujero' ascendió a 7,9 millones de euros, y redujo sus ingresos en casi un 10 por ciento.

Precisamente, a finales de enero, el empresario gallego Manuel Jove pasó a ser el accionista mayoritario del grupo de moda a través de su corporación Inveravante, tras elevar su participación desde el 37,7 hasta el 92,5 por ciento.

El ex presidente de la inmobiliaria Fadesa y la Xunta, mediante Inveravante y Sodiga entraron en el accionariado de Caramelo en junio de 2007 con una aportación de capital de 19 millones de euros, de los que el empresario gallego dedicó 15,8. De eso modo, Inveravante y Sodiga se hicieron con el 45,2 por ciento del capital social de Caramelo.

La empresa, que tiene su origen en una firma dedicada a la fabricación de prendas impermeables de calidad fundada en 1969 por José Antonio Caramelo y Luis Gestal hasta su lanzamiento al mercado como Caramelo en 1984, se encontraba en pleno proceso de expansión internacional, iniciado en 2005.

Actualmente, el grupo textil gallego, matriz de las marcas Caramelo, Caramelo Jeans y Antonio Pernas, está presente en 28 países y dispone de una red comercial conformada por 60 tiendas, propias y en franquicia --25 de Caramelo, 11 de Caramelo Jeans y 26 de Antonio Pernas--. Sus enseñas pueden encontrarse en 800 establecimientos 'multimarca', así como en 98 'corners' de El Corte Inglés.