Economía/Motor.- (Ampliación) Bridgestone propone acortar un mes el ERE presentado para la planta de Puente San Miguel

SANTANDER, 18 (EUROPA PRESS) La dirección de Bridgestone ha propuesto a los sindicatos acortar un mes el expediente de regulación de empleo (ERE) en la planta de Puente San Miguel (Cantabria), de forma que se desarrolle desde el 1 de marzo hasta el 30 de junio, en lugar de hasta el 31 de julio como se planteaba inicialmente. La empresa unificaría así los expedientes de las tres plantas de Puente San Miguel, Basauri y Burgos. En un primer momento el expediente de regulación temporal en Puente San Miguel iba a ser hasta el 31 de julio, mientras en la factoría vizcaína y en la de Burgos llegaba hasta el 30 de junio, fecha que se propone ahora para las tres fábricas, según informaron a Europa Press fuentes sindicales. Al acortarse la duración del ERE, también se reducirían los días máximos en regulación por cada trabajador, que pasan de 62 a 53, tal como indicaron las mismas fuentes tras la reunión celebrada hoy en Basauri entre la dirección y el comité intercentros. Ambas partes volverán a reunirse mañana, de nuevo en Basauri. En ese encuentro, en el que estarán los representantes sindicales y los directores de las distintas plantas, se les presentará un nuevo presupuesto para este año, reelaborado en enero para sustituir al presentado a finales del año pasado; así como la producción aprobada para este año por los responsables europeos de la empresa. Los sindicatos podrán preguntar además sobre las inversiones previstas y otras cuestiones que les preocupen. También esperan que en esa reunión se hable ya de las condiciones económicas del ERE, que en la reunión de hoy no se tocaron. En la planta de Puente San Miguel, que tiene una plantilla de unos 650 trabajadores en activo, el ERE afectaría directamente a 116 trabajadores que trabajan en la línea de furgonetas, que es la que está acusando el descenso de las ventas. En cambio, en la que de momento no hay problemas de ventas es en la línea de tractores. A esas 116 personas se sumarían además otros trabajadores afectados en menor medida, que tendrían que ir al paro unos ocho días cada uno a lo largo del periodo del ERE.